PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Combinar deporte aeróbico y de fuerza frena el envejecimiento celular

Un estudio concluye que la combinación de ejercicios aeróbicos de alta intensidad (como el ciclismo) y de fuerza (levantar pesas) es la mejor alternativa física para prevenir el envejecimiento celular de los músculos.
Entrenamiento que combina ejercicio aeróbico y fuerza

La combinación de ejercicios aeróbicos y de fuerza consigue potenciar las mitocondrias.

13 de Marzo de 2017

Son múltiples los beneficios que aporta el deporte sobre nuestra salud, y si parecía que este ya no podía ofrecernos más, estábamos equivocados. Según un estudio realizado por investigadores de la Clínica Mayo en Rochester (EE.UU.), la combinación de ejercicios aeróbicos a intervalos de alta intensidad –es decir, todos aquellos que requieran un esfuerzo cardiovascular como puede ser el ciclismo o caminar, por ejemplo– con levantamiento de pesas, puede ayudar a rejuvenecer las células, especialmente las musculares.

Con el envejecimiento, las mitocondrias van perdiendo su capacidad de aportar energía a las células, factor influyente en la pérdida del tono muscular

Potenciando la actividad mitocondrial para mejorar el tono muscular

Esta combinación de ejercicios (aeróbicos y de fuerza) consigue potenciar las mitocondrias, es decir, los orgánulos encargados de proveer energía a las células. Esto es importante, sobre todo al saber que, a medida que envejecemos, la capacidad que tienen las mitocondrias de aportar energía a nuestras células va decreciendo paulatinamente y ello se convierte en una de las causas por las que vamos perdiendo tono muscular. Al potenciar la actividad mitocondrial se consigue, por tanto, prevenir el envejecimiento celular. “Con lo que sabemos ahora, no hay nada que pueda sustituir a estos programas de ejercicio a la hora de retrasar el envejecimiento. Ningún medicamento puede lograr eso”, afirma Sreekumaran Nair, investigador principal del estudio.

Asimismo, los beneficios de este tipo de ejercicios no solo se vieron reflejados en un rejuvenecimiento celular, sino que en el estudio se observó que con esta combinación de ejercicios también aumentó la sensibilidad de las células hepáticas y musculares hacia la insulina, algo imprescindible para aumentar nuestros niveles de energía y sentirnos más vitales.

Para realizar la investigación, que ha sido publicada en Cell Metabolism, los especialistas contaron con la participación de 36 hombres y 36 mujeres, a los que separaron en dos grupos. Uno que incluía a personas de entre 18 y 30 años de edad y el otro que estaba compuesto por participantes de 65-80 años. Todos ellos practicaron tres programas de ejercicios diferentes: uno que consistía en hacer únicamente ciclismo, otro en el que solo se hacía pesas y un tercero que combinaba ambos ejercicios. De este modo, tras acabar cada programa de ejercicios, los investigadores realizaron biopsias de los músculos de los participantes.

Los resultados mostraron que, si bien el ejercicio de las pesas ayudaba a desarrollar masa muscular, el último programa de ejercicios (combinación de bicicleta y pesas) era el que mayores beneficios celulares aportaba. Concretamente, los voluntarios del primer grupo (los jóvenes), vieron aumentada la capacidad de sus mitocondrias un 49%, un incremento considerable pero que fue superado aún más por el grupo de las personas mayores, con un aumento del 69%. “Yo recomendaría un entrenamiento de alta intensidad durante tres o cuatro días y posteriormente dos días de ejercicio de fuerza (pesas)”, indica Sreekumaran Nair.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD