PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Tomar esteroides para aumentar musculatura podría dañar tu corazón

Consumir de forma prolongada esteroides anabólicos androgénicos –usados por algunos deportistas para incrementar su masa muscular– puede dañar el corazón y favorecer el desarrollo de aterosclerosis.
Tomar esteroides para aumentar musculatura podría dañar tu corazón

Los consumidores de esteroides tuvieron presión arterial y niveles de colesterol malo más altos.

01 de Junio de 2017

El abuso de esteroides anabólicos –que imitan la acción de la testosterona (una hormona que contribuye al desarrollo de los músculos y de los rasgos masculinos)–, que suelen emplear algunos deportistas para incrementar la masa muscular, puede influir negativamente sobre la función del corazón de bombear la sangre que circula por el cuerpo, reducir la capacidad de este órgano para relajarse, e incluso provocar aterosclerosis en las arterias coronarias, según ha revelado un estudio realizado por investigadores del Hospital General de Massachusetts, en Boston (Estados Unidos).

El consumo prolongado de esteroides anabólicos podría considerarse un factor de riesgo en los pacientes que presenten una enfermedad prematura de las arterias coronarias

En la investigación, que se ha publicado en la revista Circulation, participaron 140 individuos que practicaban halterofilia (levantamiento de peso), de los cuales 86 habían consumido esteroides anabólicos androgénicos durante al menos 15 meses, y 58 seguían utilizándolos. La masa magra corporal de estos deportistas era menor –carecían de grasa– que la de los participantes que no habían empleado estos productos para ejercitarse.

Efectos nocivos para el corazón de los esteroides anabólicos

Los autores del trabajo usaron imágenes de ultrasonido bidimensional para observar el corazón, y comprobaron que el ventrículo izquierdo –la principal cámara de bombeo del corazón– de las personas que tomaban esteroides era bastante más débil durante la contracción, en comparación con el de aquellos que no los consumían.

El 71% de los usuarios de estas hormonas sintéticas que las seguían utilizando presentaban, además, una capacidad baja de bombeo –inferior al 52%–, mientras que esto solo le sucedía a dos de los no usuarios. Además, los consumidores de esteroides también presentaban más elevados los valores de presión arterial y los niveles de colesterol malo (LDL).

Con respecto a la función diastólica (cuando el ventrículo izquierdo del corazón se relaja y se llena de sangre), tanto los que continuaban usando esteroides, como aquellos que los habían tomado en algún momento, la tenían alterada, lo que indica, en opinión de los investigadores, que estas sustancias podrían causar un problema cardiaco prolongado.

Por último, y a través de tomografías computarizadas del corazón, estos expertos analizaron una posible relación entre el empleo de esteroides anabólicos y enfermedad coronaria, y encontraron un estrecho vínculo entre el uso prolongado de estas sustancias y una mayor cantidad de placa acumulada en las arterias coronarias, y que causa aterosclerosis. Así, según ha explicado Aaron Baggish, director del estudio, los resultados del trabajo señalan que el abuso de esteroides anabólicos debería considerarse como un factor de riesgo en los pacientes que presenten una enfermedad prematura de las arterias coronarias.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''