PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Estar muy delgada durante el embarazo perjudica al feto

Las mujeres delgadas, y sobre todo aquellas con un índice de masa corporal (IMC) inferior a 18,5, pueden tener un embarazo de riesgo, a causa de una complicación consistente en la escasez de líquido amniótico.
Estar muy delgada en el embarazo perjudica al feto

03 de Mayo de 2012

Muchos estudios han puesto de manifiesto las consecuencias negativas que el sobrepeso y la obesidad pueden tener sobre la salud de la mujer embarazada y del feto en desarrollo, ya que el exceso de peso puede provocar o agravar complicaciones del embarazo como la preeclampsia o la diabetes gestacional, entre otras.

Sin embargo, las mujeres delgadas, y sobre todo aquellas con un índice de masa corporal (IMC) inferior a 18,5, también pueden tener un embarazo de riesgo, a causa de una complicación conocida como oligohidramnios, que consiste en la escasez de líquido amniótico, suele ocurrir al final de la gestación, y aumenta el riesgo de que el bebé nazca muerto o tenga que ser ingresado en la UCI.

Las mujeres muy delgadas tienen mayor riesgo de sufrir oligohidramnios, un trastorno que consiste en la escasez de líquido amniótico

El Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada ha realizado un estudio, que ha contado con la participación de 3.016 embarazadas, de las que el 5,5% estaban muy delgadas, que ha revelado que estas son más propensas a sufrir oligohidramnios. Mientras que en la población general esta complicación tiene una incidencia de aproximadamente el 3%, en el grupo estudiado afectó al 8,3% de las excesivamente delgadas, al 3,6% de las que tenían un peso normal, y al 4,4% de las que eran obesas.

Los oligohidramnios pueden ocurrir por diversas causas, como que el feto orine poco, o que se pierda el líquido amniótico a consecuencia de una rotura de membranas. En el caso de las mujeres que participaron en el estudio y presentaban bajo peso, los investigadores explicaron que las mujeres muy delgadas por lo general comen poco, por lo que el feto no se alimenta lo suficiente y apenas orina. Como la cantidad de líquido amniótico depende de la orina del feto, disminuye, y llega a ser insuficiente.

El Dr. Sebastián Manzanares, que ha dirigido la investigación, advierte que cuando la mujer embarazada sea muy delgada hay que extremar los controles durante la gestación para vigilar el crecimiento del feto y la posible disminución de líquido amniótico, sobre todo en el tercer trimestre del embarazo. El especialista señala que, además, es necesario insistir para que estas mujeres lleven una dieta equilibrada durante la gestación, cuyo aporte de energía no baje de 1.500 calorías diarias, y que tomen suplementos de hierro y vitaminas cuando sea necesario.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''