PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Fumar reduce la posibilidad de quedarse embarazada

Expertos en reproducción asistida advierten de que las mujeres fumadoras tienen menor reserva ovárica y peor calidad ovocitaria, lo que puede reducir hasta un 50% la posibilidad de embarazo.
Mano de mujer echando la ceniza de su cigarrillo en un cenicero

12 de Junio de 2013

Entre los muchos efectos perjudiciales asociados al  consumo de tabaco, hay uno que es conveniente que conozcan todas aquellas mujeres que estén intentando quedarse embarazadas, y es que fumar afecta negativamente a la fertilidad y puede llegar a disminuir hasta un 50% las posibilidades de conseguir la deseada gestación.

Como explica la Dra. Victoria Verdú, coordinadora de Ginecología en la Clínica Ginefiv, los profesionales de este centro especializado en reproducción asistida han podido observar que en el caso de las parejas que fuman y que se someten a uno de sus tratamientos, se necesita el doble de ciclos para conseguir el embarazo, y las tasas de implantación son más bajas.

La disminución de la fertilidad asociada al consumo de tabaco puede ser revertida en un año si la mujer deja de fumar

Según esta experta, las consecuencias de fumar para las mujeres es que disminuye su número de ovocitos y estos, además, son de peor calidad, lo que se podría equiparar a tener diez años. Y añade que el consumo de tabaco también afecta a la fertilidad masculina porque en el caso de los varones causa alteraciones de los niveles hormonales, lo que repercute sobre la cantidad y calidad del esperma, así como la sobre la movilidad y la morfología.

La reserva ovárica de las mujeres fumadoras –a partir de entre 10 y 15 cigarrillos diarios–, es menor porque el humo del tabaco afecta a la producción de estrógenos –hormona que regula la ovulación–, por ello, les resulta más difícil concebir y tienen también más posibilidades de que el embrión presente anomalías cromosómicas. Además, la menopausia se les puede adelantar entre uno y cuatro años.

La buena noticia, sin embargo, es que la reducción de la fecundidad relacionada con el tabaco puede ser revertida en tan solo un año si la paciente deja de fumar, por lo que la Dra. Verdú aconseja que todas aquellas mujeres que vayan a someterse a un tratamiento de fertilidad abandonen este hábito lo antes posible.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''