PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

La vitamina C mejora la función pulmonar del bebé

Un estudio revela que tomar vitamina C durante el embarazo puede reducir el impacto del consumo de tabaco –en madres fumadoras– sobre el feto, y ayudar a mejorar la función respiratoria del recién nacido.
Embarazada tomando suplementos de vitamina C para mejorar la función pulmonar de su bebé

Los investigadores comprobaron la función pulmonar de los bebés a las 48 horas de nacer.

06 de Mayo de 2013

El tabaco es una sustancia nociva para la salud, y su consumo está totalmente desaconsejado durante el embarazo porque en este caso no solo perjudica a la futura mamá, sino también al feto en desarrollo. Ahora, un nuevo estudio ha descubierto que las mujeres que no dejan de fumar a pesar de estar embarazadas deberían ingerir vitamina C porque contribuye a contrarrestar el impacto del tabaco sobre el feto, y puede mejorar la función respiratoria del bebé recién nacido. 

La investigación, que se ha presentado en Washington durante la reunión anual de la Academia de Sociedades de Pediatría, ha contado con la participación de 159 embarazadas que no consiguieron dejar de fumar, a las que se ha comparado con otro grupo de embarazadas no fumadoras. Todas las voluntarias tomaron a diario una cápsula que, en unos casos contenía 500 miligramos de vitamina C y, en otros, placebo junto a una vitamina prenatal, sin saber lo que contenían las cápsulas.

Los bebés cuyas madres tomaron vitamina C en el embarazo tenían mejor función pulmonar al nacer, y sufrieron menos episodios de sibilancias durante su primer año de vida

Los investigadores comprobaron la función pulmonar de los bebés a las 48 horas de nacer, observando cómo respiraban, cuál era el tamaño de sus pulmones y con qué facilidad se movían. Los bebés cuyas madres eran fumadoras y habían tomado el suplemento de vitamina C mostraban una significativa mejora de la función pulmonar en comparación con los hijos de mujeres que habían fumado durante el embarazo y habían tomado placebo.

Los autores del estudio hicieron un seguimiento a estos bebés durante su primer año de vida y descubrieron que aquellos cuyas madres ingirieron la vitamina C habían sufrido muchos menos episodios de sibilancias.

Aunque los científicos consideran que lograr que las mujeres dejen de fumar durante la gestación sigue siendo una prioridad, los resultados del estudio indican que administrar vitamina C –un tratamiento sencillo y seguro, con un mínimo coste– podría servir para mejorar la salud de sus bebés.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''