PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Ser padres tras un cáncer es posible: preserva tu fertilidad

El tratamiento oncológico puede anular o reducir la función ovárica o espermática, pero si deseas tener un bebé tras superar la enfermedad, puedes guardar tus gametos de forma gratuita gracias al Plan de Preservación de Fertilidad para enfermos de cáncer.
Ser padres tras un cáncer es posible: preserva tu fertilidad

10 de Febrero de 2012

En España, 364 mujeres y 230 hombres se han beneficiado ya del Plan de Preservación de Fertilidad para enfermos de cáncer, puesto en marcha en el año 2007 por las clínicas IVI, y han depositado sus óvulos, tejido ovárico y espermatozoides en una de estas clínicas de manera gratuita, con el objetivo de poder utilizarlos para tener un bebé cuando se curen del cáncer que padecen.

Los avances que se han producido en los últimos años en los tratamientos para combatir el cáncer (quimioterapia, radioterapia o cirugía) han permitido que un gran porcentaje de enfermos consigan vencer la enfermedad; sin embargo, la agresividad de las terapias empleadas a veces provoca consecuencias indeseadas como la pérdida de fertilidad de los pacientes. Es por eso que cuando a una persona joven le diagnostican un cáncer, una de las cuestiones que se plantea es si podrá tener un bebé cuando finalice el tratamiento.

Pilar Dolz, psicóloga de IVI, destaca lo importante que es para una persona joven a la que le acaban de diagnosticar un cáncer, sentir que la enfermedad es algo pasajero, que tiene un final, y que después hay un futuro. Así, confiar sus gametos a una clínica especializada en reproducción asistida para poder recuperarlos e intentar ser padre o madre tras superar el cáncer, es un paso más hacia esos planes de futuro que han quedado momentáneamente truncados.

El 68 por ciento de las mujeres que se han beneficiado del Plan de Preservación de Fertilidad de IVI padecen un cáncer de mama, una patología que afecta a muchas mujeres en edad fértil. Los tratamientos de quimioterapia o radioterapia pueden anular o disminuir la función ovárica de estas pacientes; por ello, la Federación Española de Cáncer de Mama reclama que se les informe sobre la posibilidad de acogerse al plan de fertilidad para que en el futuro la maternidad sea para ellas una opción viable.

Como explica el doctor Juan Antonio García-Velasco, director del Plan de Preservación de Fertilidad de IVI, para mantener la capacidad fértil de las mujeres se emplean dos técnicas: vitrificación de óvulos y la congelación de tejido ovárico. En el primer caso, se procede a la estimulación ovárica de la paciente para, posteriormente, extraer óvulos maduros que se conservan vitrificados hasta que sea necesario utilizarlos. En determinadas ocasiones, la estimulación ovárica está contraindicada y se recurre entonces a extirpar tejido ovárico, que se congela a 196 grados bajo cero, lo que se conoce como criopreservación, con el fin de implantárselo a la mujer una vez que haya superado su enfermedad y desee recuperar la función ovárica para intentar ser madre.

El procedimiento en el caso de los hombres es más sencillo y consiste en criopreservar una muestra de su semen antes de comenzar la terapia contra el cáncer. Dar este paso tan sencillo supone multiplicar las posibilidades del paciente para ser padre, ya que los expertos estiman que después del tratamiento oncológico la función espermática normal solo se recupera en el 20 o 30 por ciento de los casos.

Más información en el teléfono gratuito 900 852 100

Fuente: IVI

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

84%
de los pacientes con asma piensa que la enfermedad limita sus actividades cotidianas
'Fuente: 'Estudio ‘Still Fighting for Breath’ (Luchando por Respirar)''