PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Un nuevo dispositivo predice la necesidad de inducir el parto

Un sistema tecnológico desarrollado por investigadores españoles permitirá averiguar, a partir de la semana 40 de embarazo, si la mujer iniciará un proceso de parto espontáneo o si será necesario inducirle el parto.
Vientre de una embarazada pintado con una cara feliz

Solo se podrá saber a partir de la semana 40 de embarazo.

18 de Mayo de 2017

Un dispositivo que han desarrollado investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y el Hospital valenciano de La Fe, y se ha presentado en la revista Computer Methods and Programs in Biomedicine, podría ayudar a los profesionales médicos a predecir si existe necesidad o no de inducir el parto, ya desde la semana 40 de embarazo.

El nuevo sistema supondría poder tomar con mayor seguridad la decisión de inducir o no el parto, y favorecería la optimización de los recursos sanitarios

Esta innovación tecnológica consiste en un pequeño dispositivo portátil con dos electrodos que se colocan sobre el abdomen para detectar la señal del útero. La información recopilada por estos es procesada por una unidad central, y esas señales, unidas a las mediciones propias del sistema utilizado hasta la fecha para conocer el estado gestacional (índice Bishop), permitiría a los profesionales sanitarios saber si la mujer va a comenzar el proceso de parto espontáneo o, por el contrario, hay que inducirle el parto. Y todo ello sin interrumpir en ningún momento las sesiones de monitores que se realizan a las embarazadas dentro de la práctica clínica habitual.

Para que se lleve a cabo una inducción del parto, siempre debe haber un motivo de salud que justifique la intervención. Por tanto, este nuevo avance tecnológico no solo permitiría a los profesionales sanitarios y a las mujeres embarazadas tomar con mayor conocimiento y seguridad la decisión de inducir o no el trabajo de parto ya desde la semana 40 sino que, además, conllevaría una optimización de los recursos sanitarios.

Podría predecir también la necesidad de cesárea

El siguiente paso, según los investigadores, será llegar a predecir también las cesáreas en el caso de los partos inducidos (que suponen hasta el 50% de los casos, según datos de 'El Parto Es Nuestro'). Para ello, y utilizando el mismo sistema de sensores, bastará con observar la respuesta que la mujer embarazada tiene al fármaco de inducción durante las tres primeras horas posteriores a su administración. En función de la respuesta a dicho fármaco en diferentes parámetros, el profesional médico sabrá si será necesario o no practicar una cesárea.

Embarazo prolongado e inducción del parto

Según el documento 'Protocolos Diagnóstico Terapeúticos de la AEP: Neonatología', publicado en 2008 por la Asociación Española de Pediatría, la Academia Americana de Pediatría define como gestación prolongada a aquella que se extiende más allá de la semana 42; una consideración que es respaldada por organizaciones sanitarias como la OMS o FIGO.

Sin embargo, aún muchos protocolos hospitalarios no contemplan esta recomendación a la hora de planificar o no una inducción del parto, y marcan la fecha límite de parto en la semana 41+3, y todo pese a que la propia OMS aconseja que el índice de partos inducidos no supere el 10%, y que se limiten a determinadas indicaciones médicas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Tirso Pérez Medina

Dr. Pérez Medina, experto en ginecología y obstetricia del Hospital Puerta de Hierro.

Dr. Tirso Pérez Medina

Jefe de sección de Ginecología del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid
“La inducción del parto ha de realizarse exclusivamente por criterios médicos, en el caso de que existan enfermedades que amenacen la salud de la madre o la salud del feto”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

145%
ha aumentado el uso de fármacos para el TDAH en España en la última década
'Fuente: 'Universitat Oberta de Catalunya (UOC)''