PUBLICIDAD

Noticias Embarazo

Vinculan la fiebre durante el embarazo con mayor riesgo de autismo

Una investigación llevada a cabo con 96.000 niños relaciona episodios de fiebre de la madre durante el embarazo con el aumento del riesgo de que el niño sea diagnosticado con trastorno del espectro autista (TEA).
Vinculan la fiebre durante el embarazo con mayor riesgo de autismo

Los síntomas del autismo se hacen evidentes sobre los dos años de edad y pueden durar hasta la edad adulta.

07 de Julio de 2017

La fiebre de la madre durante el embarazo, especialmente durante el segundo trimestre, podría aumentar el riesgo de que el niño sea diagnosticado con trastorno del espectro autista (TEA). Esa es la conclusión que arroja un estudio que acaba de ser publicado en la revista científica 'Molecular Psychiatry' y que podría arrojar algo de luz a las causas de una condición neurológica que, pese a las numerosas investigaciones, continúa siendo muy desconocida.

El trabajo, que ha sido llevada a cabo por un grupo multidisciplinar de investigadores procedente de la Universidad de Columbia (Estados Unidos) y del Instituto de Salud Pública de Noruega, sostiene la teoría de que los agentes infecciosos que provocan la respuesta inmune de una mujer embarazada pueden interrumpir el desarrollo del cerebro del feto en un momento crítico, lo que podría conducir a trastornos como el autismo.

Los hijos nacidos de mujeres que habían padecido episodios de fiebre a lo largo del segundo trimestre de embarazo tenían hasta un 40% más de probabilidades de ser diagnosticados de TEA

Para el estudio se analizó la información procedente de la base de datos del Norwegian Mother and Child Cohort Study (MoBa) de cerca de 96.000 niños (51,4% varones) nacidos en Noruega entre los años 1999 y 2009, entre los que se diagnosticaron un total de 583 casos de TEA. Encontraron que el 16% de las madres de los niños refirieron en algún momento del embarazo uno o más episodios de fiebre de diversa importancia.

La información se recogió durante los embarazos y poco después del nacimiento, por lo que se redujo al mínimo los posibles sesgos por recuerdo de las madres. El equipo utilizó modelos de regresión logística para buscar asociaciones entre la fiebre durante cada trimestre y el riesgo de TEA.

Los hijos nacidos de mujeres que habían padecido uno o dos episodios en el embarazo tenían hasta 1,3 probabilidades más de ser diagnosticados de TEA. Al analizar los datos por trimestres encontraron que los hijos nacidos de mujeres que habían padecido episodios de fiebre a lo largo del primer trimestre de embarazo tenían hasta un 34% más de probabilidades de ser diagnosticados de TEA; una cifra que aumentaba hasta el 40% durante el segundo, para descender hasta un tímido 15% en el tercer y último trimestre.

Advierten los autores que no se puede relacionar el empleo de paracetamol, el fármaco de referencia por sus propiedades antipiréticas, porque el número de mujeres que reportaron el uso de la medicación era demasiado pequeño, por lo que no tuvo un impacto significativo sobre la tasa de trastorno del espectro autista. Añaden que no han descubierto el mecanismo por el cual se produce esa relación entre la fiebre gestacional y el TEA por lo que continuarán investigando en ese sentido para poder entender mejor las causas.

Desorden del espectro autista

Los síntomas del trastorno del espectro autista, por lo general, se hacen evidentes sobre los dos años de edad y pueden durar hasta la edad adulta. En el mundo se estima que uno de cada 160 niños tiene un TEA y, aunque los datos podrían estar siendo subestimados, los estudios epidemiológicos apuntan a que la prevalencia mundial va en aumento.

Los niños con autismo tienden a tener problemas con las interacciones sociales, la comprensión de las emociones y los sentimientos de los demás, problemas con las habilidades de lenguaje y comunicación y comportamientos inusuales. Actualmente no existe cura para los TEA y el tratamiento consiste en una combinación de educación especializada y de programas de comportamiento que pueden ayudar a mejorar los síntomas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD