PUBLICIDAD

Noticias Mascotas

Las terapias con animales mejoran la evolución de pacientes mentales

Las personas con enfermedades como el alzhéimer, la depresión involutiva o el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), mejoran su evolución gracias a las terapias asistidas con animales.
Anciano sentado en un banco junto a un gato y un perro

Alrededor del 50% de los pacientes con enfermedades mentales consigue disminuir las dosis de fármacos cuando reciben terapia asistida con animales, sobre todo si intervienen perros.

18 de Marzo de 2016

El Hospital Universitario de Torrejón de Madrid investiga desde 2012 la capacidad y el alcance de las terapias asistidas con animales para mejorar la situación de personas con algún tipo de enfermedad mental como el párkinson, el alzhéimer, la depresión involutiva, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o la discapacidad psíquica leve.

Las terapias con animales mejoran la calidad de vida de los pacientes con enfermedades mentales, suponiendo, incluso, una reducción de más del 50% en la medicación

Según las conclusiones que arrojan los datos recogidos durante estos años por el centro hospitalario, algo más del 50% de los pacientes con enfermedades mentales consigue disminuir las dosis de fármacos cuando reciben terapia asistida con animales, sobre todo en aquellas en las que intervienen perros. Las sesiones con animales tienen una duración de alrededor de una hora y se llevan a cabo una o dos veces por semana.

A raíz de los datos obtenidos en el estudio se constatan “importantes beneficios” en los niños con TDAH y en los adultos con algún tipo de discapacidad psíquica a partir del medio año de compartir terapia con estas mascotas, a los que profesionales expertos han adiestrado previamente. La investigación también se ha realizado con jóvenes que padecen esquizofrenia. En este caso, aunque las terapias asistidas con animales no consiguen una reducción de las dosis farmacológicas, sí que se ha constatado un incremento de más de un 70% en la asistencia a consulta de los pacientes.

La terapia con animales aporta beneficios a nivel cognitivo, pero también  a nivel emocional, físico y social, algo que repercute directamente en una evolución más favorable de este tipo de pacientes a corto plazo. En ese sentido, la mejora constatada en los enfermos también repercute en los profesionales sanitarios, que pueden trabajar mejor con ellos gracias al clima de calma y seguridad que crean los animales.

A pesar de estos positivos datos, Helena Díaz, Jefa del Servicio de Psiquiatría del Hospital de Torrejón, incide en que las terapias asistidas con perros se deben usar de forma complementaria, y nunca sustitutiva, al resto de los tratamientos recetados por los especialistas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD