PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

El 90% de las personas con discapacidad sufre abusos

Nueve de cada diez personas con discapacidad intelectual sufre abusos sexuales durante su vida. El proyecto 'Keep me safe' quiere prevenirlo formándoles para que se puedan proteger de estas agresiones.
Mujer con síndrome de Down

A la sociedad le cuesta reconocer que las personas con discapacidad intelectual tienen derecho a disfrutar de su sexualidad.

17 de Diciembre de 2014

Un estudio de Naciones Unidas de 2010 revela que el 90% de los discapacitados intelectuales sufre abusos sexuales alguna vez en su vida, y que los menores con discapacidad padecen violencia 1,7 veces más que las personas sanas. En el caso de las mujeres, el 80% de las que presentan discapacidad son víctimas de violencia y, además, tienen cuatro veces más posibilidades de sufrir abusos sexuales que el resto de la población.

El proyecto europeo Keep me safe tiene como objetivo prevenir el abuso sexual a jóvenes con discapacidad intelectual, formando a estas personas para que se pueda proteger frente a este tipo de agresiones y aumentando la capacidad de sus familiares y de los profesionales de las diversas asociaciones, servicios e instituciones implicados para que puedan manejar estos problemas.

La educación sexual de las personas con discapacidad es imprescindible para prevenir los abusos, y para que puedan disfrutar del sexo y de su privacidad

Justa Moreno, coordinadora de Keep me safe en España, ha explicado que la sociedad no reconoce la sexualidad de las personas con discapacidad intelectual y su derecho a disfrutar del sexo y de su privacidad, y alega que se necesita formación y educación para abordar este problema, y para ello deben contar con financiación, apoyo y recursos, por lo que es fundamental que las administraciones se impliquen.

Al igual que sucede en el caso de los abusos de niños y adolescentes sin discapacidad, suelen ser personas que forman parte del entorno familiar, educativo o profesional más cercano las que ejercen la violencia o el abuso sobre el discapacitado intelectual, aprovechando que sus relaciones sociales son limitadas y que tienen dificultades para desenvolverse en este ámbito. Por ello, la educación sexual de estas personas es imprescindible, afirma Carlos de la Cruz, uno de los responsables de la Asociación Sexualidad y Discapacidad.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''