PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

La falta de motivación en el trabajo perjudica la salud

Estar desmotivado en el puesto de trabajo genera pensamientos y emociones negativas que contribuyen a aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades psicosomáticas, y trastornos musculares y dermatológicos.
La falta de motivación en el trabajo perjudica la salud

Cefaleas tensionales, migrañas, dolores musculares, problemas dermatológicos, e incluso un mal funcionamiento del sistema inmune, se pueden deber a una falta de motivación en el empleo.

18 de Febrero de 2016

Estar desmotivado en el trabajo puede incrementar el riesgo de desarrollar enfermedades psicosomáticas, cefaleas tensionales, migrañas, dolores musculares o problemas dermatológicos, según advierte la doctora Marisa Navarro, autora del libro La Medicina emocional, porque, afirma, las personas que no se encuentran a gusto en el ámbito profesional generan emociones negativas, y si esto se prolonga en el tiempo puede afectar al correcto funcionamiento del sistema inmune.

Los problemas de salud que suelen padecer con mayor frecuencia las personas que desarrollan sentimientos negativos frente a su ocupación laboral suelen ser similares a los que se producen en situaciones de estrés continuado

Según esta experta los problemas de salud que suelen padecer con mayor frecuencia las personas que desarrollan sentimientos negativos frente a su ocupación laboral suelen ser similares a las que se producen en situaciones de estrés continuado, como las que afectan al aparato digestivo –considerado como nuestro segundo cerebro por la cantidad de neuronas que contiene–, los trastornos relacionados con el sistema muscular y la piel.

La falta de motivación en el empleo, por tanto, genera una serie de pensamientos y emociones negativos que terminan por desencadenar malestar y dolores físicos, que constituyen un aviso del organismo de que se necesita un cambio de actitud. La Dra. Navarro explica que aunque el trabajo que desempeñemos no sea de nuestro agrado, es necesario esforzarse para combatir los pensamientos negativos y sustituirlos por otros positivos, intentar desarrollar el trabajo lo mejor posible y crear un ambiente agradable, y evitar a los compañeros tóxicos.

Desempeñar bien el trabajo y centrarse en los beneficios y compensaciones que tiene, con independencia de que se desee cambiar de puesto o profesión, hace que la persona se sienta mejor a nivel emocional, asegura la experta, que también aconseja enriquecer la vida personal con actividades y relaciones sociales, y no centrarse únicamente en el trabajo, para ser más feliz.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

15.000
niños menores de cinco años murieron cada día en 2016
'Fuente: 'Informe 'Niveles y Tendencias en la Mortalidad Infantil 2017', publicado con UNICEF, el Banco Mundial y la División de Población de UNDESA''