PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Trabajar en turno de noche puede propiciar diabetes

Las personas que trabajan en turno de noche y se ven obligadas a dormir durante el día, podrían ser más propensas a desarrollar diabetes tipo II, además de sufrir otros trastornos de salud.
Trabajar en turno de noche puede propiciar diabetes

Algunos trabajos en turno de noche son sedentarios, lo que puede causarles problemas de salud.

23 de Julio de 2013

Las personas que trabajan en turno de noche y, por lo tanto, duermen durante el día, podrían ser más propensas a desarrollar diabetes tipo II, así como a sufrir otros trastornos de salud, según ha explicado la neuróloga Isabel Villalibre, especialista de la Unidad del Sueño de la Clínica La Luz.

En opinión de esta experta esta alteración de los ritmos circadianos –que regulan los ciclos de sueño y vigilia– a la que se ven obligados los trabajadores del turno de noche, puede provocar que estas personas tengan un peor control del metabolismo del azúcar, lo que favorecería el desarrollo de diabetes, e incrementaría su tendencia al sobrepeso.

La Dra. Villalibre afirma que estos trabajadores pueden sufrir otras consecuencias derivadas de su horario laboral, como somnolencia diurna, disminución de la capacidad de concentración, irritabilidad, cansancio, o molestias gastrointestinales, entre otras, que se deben, sobre todo, a que suelen dormir menos horas de las necesarias o sufrir despertares frecuentes, lo que conlleva, a la larga, una ‘privación crónica de sueño’.

La alteración de los ciclos de sueño y vigilia puede provocar que las personas que trabajan en turno de noche tengan un peor control del metabolismo del azúcar, lo que favorecería el desarrollo de diabetes

Estos problemas se acentúan, además, si el trabajador tiene más de 50 años, señala la especialista, porque, añade, los jóvenes tienen mayor facilidad para adaptarse. Y ofrece algunos consejos para mitigar las molestias y favorecer el sueño en horario diurno. Explica, por ejemplo, que es importante mantener un ambiente muy luminoso en el lugar de trabajo para inhibir la melatonina –principal hormona que induce el sueño– y, al salir, por el contrario, usar gafas de sol oscuras para propiciar la subida de la melatonina.

Otro consejo de la experta es mantener los horarios de las comidas, ajustándolos al sueño, por lo que el trabajador debe desayunar antes de salir del trabajo –aunque sin cometer excesos para que le dé tiempo a hacer la digestión antes de acostarse–, y comer al levantarse, siendo en su caso el almuerzo la comida más importante del día.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''