PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Día Mundial del Asma: avances en su diagnóstico y tratamiento

Este martes tiene lugar el Día Mundial del Asma, una enfermedad que afecta a 235 millones de personas, sobre todo a niños. Nuevas pruebas diagnósticas y fármacos biológicos mejoran la calidad de vida de los pacientes.
Día Mundial del Asma

Solo la mitad de los casos de asma están diagnosticados.

28 de Abril de 2017

El asma es una enfermedad respiratoria crónica que afecta a 235 millones de personas en todo el mundo –según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)–, especialmente a los niños, y se ha impuesto como la principal enfermedad crónica en el ámbito pediátrico. Con el fin de dar más visibilidad a esta patología cada primer martes de mayo se conmemora el Día Mundial del Asma, este año con el lema Asma: Mejor Aire, Respira mejor, para concienciar de la importancia de la limpieza del aire para mejorar el día a día de los afectados.

Se estima que solo la mitad de las personas con asma están diagnosticadas correctamente

Entre los factores de riesgo que provocan los ataques de asma se encuentran la contaminación atmosférica, el polen en el ambiente, el ejercicio vigoroso, las infecciones víricas, y los pelos de algunos animales domésticos. Todo ellos provocan una reacción en los bronquios que hace que se inflamen y cierren; de esta manera, el aire pasa con más dificultad, causando un gran malestar y angustia en la persona afectada.

Día mundial del asma

Nuevas herramientas en el diagnóstico y tratamiento del asma

No siempre se hace un buen diagnóstico del asma, y según afirma el doctor Vicente Plaza, uno de los miembros organizadores del ‘Asma Meeting Point 2017’ –una reunión científica celebrada en Barcelona sobre esta enfermedad–, solo la mitad de los casos de asma están diagnosticados. Esto hace que el otro 50% no pueda mitigar síntomas como las sibilancias o los ataques de asma.

En este encuentro también se ha dado a conocer un método de medición que cada vez se usa más para diagnosticar a personas asmáticas. Se trata de la prueba del óxido nítrico exhalado, que según los expertos es una técnica muy sencilla, pues se trata de conocer la cantidad de óxido nítrico que se respira. Además, también alerta del grado de inflamación de las vías aéreas.

Este método es más barato que el resto de los que se realizan con este fin, sin embargo, reconocen que no es tan selecto. La prueba del óxido nítrico a veces se utiliza cuando la espirometría no da resultados útiles, pues puede ofrecer una información complementaria muy valiosa.

Otro de los temas novedosos que han discutido los científicos reunidos en el evento ha sido la aparición de nuevos medicamentos biológicos para el tratamiento del asma, concretamente para los pacientes con asma grave no controlada. A pesar de que esta enfermedad respiratoria mejora con los inhaladores, entre un 4% y un 5% de los pacientes no notan mejoría.

El mepolizumab es el nuevo medicamento que ya está disponible en el mercado para tratar el asma, el reslizumab estará pronto a la venta y, por último, el benralizumab se estima que estará disponible el próximo año. Según diversos estudios, estos fármacos reducen la respuesta de los bronquios hasta en un 50%, además de ayudar a controlar el asma y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

El asma, un problema que afecta más a los niños

El diagnóstico del asma puede ser muy problemático en algunos adultos, y aún lo es más en el caso de los niños. Según nos ha comentado César Picado, neumólogo del Hospital Clinic de Barcelona, en los niños menores de tres años se complica bastante el diagnóstico del asma. Esto es debido a que los procesos infecciosos víricos, es decir, la bronquiolitis, tienen síntomas parecidos, y es entonces cuando surgen dudas sobre si el niño sufre una crisis de asma o una obstrucción de sus bronquios por este proceso infeccioso.

También expone que a día de hoy no existen pruebas que determinen con exactitud si se es asmático o preasmático, así como tampoco se puede saber si la enfermedad se prolongará durante años, o si los síntomas remitirán a medida que se desarrollen y crezcan los bronquios. Lo que sí afirma el experto es que si se lograse desarrollar un marcador que diferenciara entre ambos procesos, sería un punto de inflexión para la lucha contra el asma.

A día de hoy no existen pruebas que determinen si el asma se prolongará durante años, o si los síntomas remitirán a medida que se desarrollen y crezcan los bronquios

Las personas con asma sufren más accidentes de tráfico

A los molestos síntomas y las dificultades para respirar que tienen los afectados se añade que, según un estudio de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), los pacientes con asma y rinitis tienen más posibilidades de tener accidentes de tráfico, provocados tanto por los característicos estornudos, como por el efecto sedante de los fármacos del tratamiento.

Una de las causas puede deberse a que un estornudo mientras se conduce equivale a unos dos o tres segundos de distracción, que yendo por ejemplo a 110 kilómetros por hora supone recorrer aproximadamente 600 metros sin apenas control del vehículo. Esta falta de atención involuntaria provoca un gran número de accidentes. Los investigadores afirman que el riesgo de que una persona tratada con antihistamínicos tenga un siniestro en la conducción es similar al de una persona que presenta un nivel de alcoholemia de 0,5 gramos por litro de sangre, es decir, un positivo.

Según el mismo estudio, en primavera y otoño son las épocas del año en las que se concentran más de la mitad de los accidentes de coche de las personas asmáticas, un 24,9% frente al 22,8% del grupo de control en primavera, y un 27,4% frente a un 11% en la temporada de otoño. Hay que destacar que un 77,7% de los pacientes señalaron su problema respiratorio como detonante del accidente de tráfico que habían sufrido.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''