PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Una vacuna contra el ébola demuestra eficacia en seres humanos

Una vacuna contra el ébola demuestra una gran efectividad en seres humanos en un ensayo de 2015, y podría estar disponible para ‘uso compasivo’ en caso de una nueva epidemia antes de su aprobación definitiva.
Vacuna contra el virus del ébola

Se ha solicitado la inclusión de la nueva vacuna en el Procedimiento de Catalogación de Uso y Evaluación de Emergencia de la OMS.

27 de Diciembre de 2016

Una vacuna contra el ébola que se encuentra en fase experimental, denominada rVSV-ZEBOV, ha demostrado una gran eficacia para prevenir el contagio de este virus al ser probada en seres humanos, según revelan los resultados de un ensayo –realizado en Guinea durante 2015 y liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS)–, que se han publicado en The Lancet.

Este estudio, en el que han participado 11.841 personas, empleó una estrategia innovadora, conocida como método de ‘vacunación en anillo’, utilizada para erradicar la viruela. Cuando se detectó un nuevo caso de ébola, los investigadores buscaron a todos aquellos que hubieran podido estar en contacto con ese paciente, su ropa u objetos personales, en las tres semanas previas al diagnóstico, así como a determinados “contactos de contactos”.

Ninguno de los 5.837 participantes en el ensayo a los que se administró la vacuna se había infectado de ébola diez días después, pero en ese mismo periodo de tiempo enfermaron 23 personas que no recibieron la vacuna

Esta búsqueda dio como resultado un total de 117 grupos (‘anillos’), cada uno de los cuales incluía a una media de 80 individuos. De forma aleatoria se asignó a cada grupo a recibir la vacuna inmediatamente, o tres semanas más tarde, y solo se administró la profilaxis a los mayores de 18 años. Tras publicar los resultados provisionales que demostraban la efectividad del fármaco, la vacuna se aplicó de inmediato a todos los grupos, incluyendo a los niños de más de seis años de edad.

Ninguno de los 5.837 participantes en el ensayo a los que se les puso la vacuna se había infectado de ébola diez días después de la vacunación, pero en ese mismo periodo de tiempo enfermaron 23 personas que no recibieron la vacuna. Además, los vacunados permanecieron en observación durante 30 minutos tras recibir el fármaco, y se les realizó un seguimiento posterior a lo largo de 12 semanas, con el objetivo de comprobar su seguridad y posibles efectos adversos. Alrededor de la mitad refirió síntomas leves poco después de ser vacunado, como dolor de cabeza y muscular, o fatiga, de los que se recuperaron espontáneamente en poco tiempo.

Merck, Sharpe & Dohme, la empresa que fabrica esta vacuna, y que la presentará próximamente para obtener la licencia a finales de 2017, se ha comprometido a que haya 300.000 dosis disponibles para cubrir una posible situación de emergencia, ya que también ha solicitado que se incluya en el Procedimiento de Catalogación de Uso y Evaluación de Emergencia de la OMS, que permite el empleo de fármacos y diagnósticos experimentales antes de su autorización definitiva en caso de urgencia. Mientras tanto, se llevan a cabo nuevos estudios para comprobar la seguridad de la vacuna en la población infantil y otros grupos vulnerables, como pacientes con VIH.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

25
millones de abortos se practican cada año en el mundo con métodos poco seguros
'Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto Guttmacher''