PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La OMS advierte de que la malaria es una amenaza latente mundial

La malaria es una amenaza latente para la salud porque, como alerta la OMS, a pesar de los avances en la lucha contra la enfermedad, en 2015 casi la mitad de la población mundial estaba en riesgo de contraerla.
La OMS advierte de que la malaria es una amenaza latente mundial

Uno de los objetivos de la OMS para 2030 es erradicar la malaria en unos 35 países, y evitar que resurja nuevamente en aquellos que ya están libres de la enfermedad.

19 de Diciembre de 2016

La malaria sigue siendo una amenaza latente en todo el mundo, tal y como ha advertido la Organización Mundial de la Salud (OMS), que ha indicado que en 2015 casi la mitad de la población del planeta estaba en riesgo de contraer esta grave enfermedad, que afecta sobre todo a los bebés y niños de menos de cinco años, a las mujeres embarazadas, a las personas con VIH, y a los inmigrantes y turistas que carecen de inmunidad frente a las manifestaciones clínicas de la infección.

Se han detectado resistencias a los cuatro tipos de insecticidas que se usan parar eliminar a los mosquitos responsables de transmitir el paludismo, y a ciertos fármacos antimaláricos, como la artemisina

El informe elaborado por este organismo señala que gracias a las estrategias que se han puesto en marcha para erradicar el paludismo, el número de nuevos casos se redujo un 21%, y la mortalidad descendió un 29% entre los años 2010 y 2015, sin embargo, en este último año todavía se registraron 212 millones de nuevos casos, especialmente en países del África subsahariana, donde la falta de medios para prevenir la malaria, y un sistema sanitario precario, hacen que en en esta zona se produzcan el 90% de los casos, seguida por el sudeste asiático –con un 7%–, y el Mediterráneo oriental (2%).

Entre las medidas que se han adoptado contra la propagación de la malaria destacan la instalación de mosquiteras impregnadas con insecticida, la fumigación de interiores –cuya efectividad permanece entre tres y seis meses–, y la administración de medicamentos que, en algunos casos, se pueden emplear para prevenir la enfermedad, por lo que la OMS ha recomendado que tanto los turistas, como las embarazadas y los bebés que residen en áreas de África donde la transmisión es elevada, reciban un tratamiento profiláctico.

La OMS ha alertado, no obstante, de que se han detectado tanto resistencias a los cuatro tipos de insecticidas que se usan parar eliminar a los mosquitos Anopheles, responsables de transmitir los parásitos plasmodium que causan el paludismo, como a ciertos fármacos antimaláricos, como la artemisina, por lo que aconseja que se combinen con frecuencia los insecticidas, y que antes de administrar el tratamiento contra la malaria, se confirme la presencia de parásitos para evitar que estos se vuelvan resistentes a los medicamentos.

Uno de los objetivos de la OMS para 2030 es erradicar la malaria en unos 35 países, y evitar que resurja nuevamente en aquellos que ya están libres de esta enfermedad, así como garantizar el acceso a toda la población mundial a la prevención, diagnóstico y tratamiento, y establecer sistemas de vigilancia más eficaces, que permitan una respuesta adecuada y efectiva en las zonas endémicas, de forma que se puedan prevenir brotes epidémicos.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''