PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Crean la primera retina sintética para discapacitados visuales

Una retina artificial desarrollada a partir de materiales biodegradables, que es blanda y flexible, ha sido probada con éxito en el laboratorio, y podría ayudar a mejorar la visión de personas con problemas de retina.
Nueva retina sintética vista en microscipio

 La nueva prótesis se ha creado empleando cultivos celulares a partir de materiales biodegradables.

12 de Mayo de 2017

Una retina sintética elaborada con material blando y flexible –que resulta menos invasivo para el organismo humano– desarrollada por Vanessa Restrepo-Schild, una joven estudiante de la Universidad de Oxford (Reino Unido), podría suponer un importante avance para que las personas afectadas por enfermedades degenerativas como la retinosis pigmentaria o la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), o accidentes, que dañen la retina, mejorasen su discapacidad visual.

La prótesis, que está formada por suaves gotas de agua denominadas hidrogeles y proteínas de la membrana celular biológica, funciona de una forma similar a la de una retina humana auténtica

A diferencia de otras retinas artificiales, hechas con materiales rígidos, la nueva prótesis se ha creado empleando cultivos celulares a partir de materiales biodegradables, está formada por suaves gotas de agua denominadas hidrogeles, y proteínas de la membrana celular biológica. Funciona de una forma similar a la de una retina humana auténtica, y al recibir la luz genera señales eléctricas que el nervio óptico transmite al cerebro, donde se forman las imágenes.

Nuevas esperanzas para la discapacidad visual

Restrepo-Schild ha explicado que ha conseguido replicar en el laboratorio la función de los tejidos humanos sin necesidad de usar células vivas. Tras registrar la patente de la tecnología, el siguiente paso de la investigación, cuyos primeros resultados se han publicado en Scientific reports, consistirá en probar la capacidad del dispositivo para reconocer diferentes colores.

Más adelante, el equipo liderado por la investigadora pretende probar la retina artificial blanda en animales y, en cuanto sea posible, realizar ensayos clínicos con personas, porque aunque el ojo humano es muy sensible, y se puede inflamar y dañar fácilmente si se introducen en él cuerpos extraños, hay muchas probabilidades de que un implante sintético biológico tan suave como éste se integre en el organismo sin provocar rechazo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

70%
de los mayores de 50 años reconoce no tener un peso saludable
'Fuente: 'Informe “Cigna 360 Wellbeing Survey”''