PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Mayor riesgo de síndrome metabólico antes de la menopausia

Durante los años previos a la menopausia se incrementa en las mujeres el riesgo de sufrir síndrome metabólico y la severidad de sus riesgos asociados, debido a los cambios experimentados en esta etapa.
Mayor riesgo de síndrome metabólico antes de la menopausia

En la perimenopausia existe un mayor riesgo de síndrome metabólico, caracterizado por niveles elevados de triglicéridos, así como hipertensión, azúcar en sangre y obesidad abdominal.

12 de Agosto de 2016

La desaparición total de la menstruación no se da de un día para otro, sino que se suelen ir produciendo cambios en el cuerpo de la mujer que desencadenarán en la ausencia de sangrado y por lo tanto de su capacidad reproductora. Esos años previos a la menopausia podrían determinar la predisposición de las mujeres a sufrir síndrome metabólico, incluyendo enfermedades del corazón, ataques cardiacos y diabetes. Así lo ha asegurado un estudio llevado a cabo por investigadores de la Asociación Americana del Corazón en el que se ha tenido en cuenta una muestra de cerca de 1.500 mujeres a las que se les ha controlado sus cambios relacionados con la menopausia en los últimos 10 años.

Los riesgos asociados al síndrome metabólico están estrechamente relacionados con los cambios que tienen lugar en la mujer en los años anteriores a la retirada completa de la menstruación

Como afirma Mark DeBoer, endocrinólogo de la Universidad de Virginia de Estados Unidos, estudios anteriores sobre el mismo tema señalaban al periodo después de la menopausia como el más proclive para desarrollar enfermedades. Sin embargo, las principales conclusiones extraídas de esta nueva investigación indican que son los últimos años fértiles de las mujeres, durante la perimenopausia, en los que se experimenta un acelerado aumento de los riesgos de aparición del síndrome metabólico, caracterizado por niveles bajos de colesterol LDL y niveles elevados de triglicéridos, así como hipertensión, azúcar en sangre y obesidad abdominal.

Según esta revisión científica se considera que esos riesgos están estrechamente relacionados con los numerosos cambios que tienen lugar en la mujer en los años anteriores a la retirada completa de la menstruación y no después. Entre ellos, algunos expertos señalan a un mayor aumento de peso en esta etapa, a la disminución de la práctica de ejercicio o a los cambios hormonales en estrógenos y progesterona.

En la investigación, publicada en Journal of the American Heart Association, también se encontraron diferencias notables en cuanto al riesgo de sufrir este síndrome o sus problemas asociados entre las mujeres afroamericanas y las blancas, siendo las de raza negra más propensas a sufrir diabetes o un problema cardiovascular. Así, por ejemplo, casi el 45% de las mujeres negras tenían hipertensión en comparación con el 15% de las blancas. Además, son las que experimentaron un aumento más rápido de los factores de riesgo cuando entraron en la menopausia.

Lo mejor para evitar este tipo de problemas de salud es llevar una vida saludable y activa a lo largo de los años, que incluya una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio regular, y especialmente durante ese periodo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

70%
de los mayores de 50 años reconoce no tener un peso saludable
'Fuente: 'Informe “Cigna 360 Wellbeing Survey”''