PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La infección por el virus del Zika puede causar sordera en niños

Los bebés con infección congénita por el virus del Zika, además de microcefalia y otras enfermedades que afectan al cerebro, podrían sufrir también una pérdida de audición conocida como hipoacusia neurosensorial.
La infección por el virus del Zika puede causar sordera en niños

Cuatro de los 70 niños con microcefalia incluidos en el estudio tenían sordera neurosensorial, sin que se pudiese atribuir a ninguna otra causa.

02 de Septiembre de 2016

La infección congénita en los bebés a causa del virus del Zika puede estar asociada, además de con microcefalia y otras patologías que afectan al cerebro, con hipoacusia, según ha revelado una nueva investigación realizada por el Hospital Agamenon Magalhaes de Brasil, y que acaban de publicar los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

La sordera neurosensorial se debe a una lesión en las células pilosas de la parte interna del oído, y puede estar provocada por patologías como el citomegalovirus, la rubéola, el herpes simple, la toxoplasmosis y la sífilis

Entre noviembre de 2015 y mayo de 2016, los investigadores analizaron a 70 bebés con menos de diez meses de edad que presentaban microcefalia e infección por zika, y comprobaron que el 5,8% de los pequeños (todos los cuales sufrían microcefalia severa) daban positivo en hipoacusia neurosensorial, que es una pérdida de audición total o parcial para oír los sonidos en uno o ambos oídos.

La sordera neurosensorial se debe a una lesión en las células pilosas de la parte interna del oído, que transforman los sonidos en las señales eléctricas que los nervios llevan al cerebro, y ya se sabía que esta afección puede estar provocada por patologías como el citomegalovirus, la rubéola, el herpes simple, la toxoplasmosis y la sífilis.

Cuatro de los 70 niños con microcefalia tenían sordera neurosensorial sin que se pudiese atribuir a ninguna otra causa, por lo que los autores del trabajo han recomendado que este trastorno auditivo se incluya en las manifestaciones clínicas relacionadas con la infección congénita por el virus del Zika, y que los niños con dicha infección sean sometidos a pruebas auditivas y, en el caso de que no presenten sordera al nacer, reciban un seguimiento regular porque la hipoacusia se puede desarrollar más adelante, y la pérdida de audición podría ser progresiva.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los pacientes supervivientes de cáncer solicita algún tratamiento estético
'Fuente: 'Grupo de Expertos en Medicina Estética Oncológica (GEMEON)''