PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

Asocian tomar lácteos bajos en grasa con mayor riesgo de párkinson

Un estudio ha revelado que tomar tres o más porciones de productos lácteos bajos en grasa al día se asocia con un modesto aumento del riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson.
Asocian tomar lácteos bajos en grasa con mayor riesgo de párkinson

12 de Junio de 2017

Comer cada día un mínimo de tres raciones de productos lácteos bajos en grasa se ha relacionado con un ligero aumento del riesgo de desarrollar la enfermedad de Parkinson en comparación con ingerir menos de una porción diaria, en un nuevo estudio que ha publicado Neurology, la revista médica de la Academia Americana de Neurología.

Si la leche consumida era desnatada o baja en grasa, observaron un 39% más probabilidades de desarrollar párkinson entre aquellos que tomaban más de una porción diaria

Las probabilidades de sufrir esta enfermedad neurodegenerativa, según las conclusiones del trabajo, también son más elevadas en las personas que beben más de una porción de leche baja en grasa o desnatada al día, en comparación con aquellas que beben menos de una porción a la semana.

Los resultados del trabajo no determinan que el consumo de productos lácteos bajos en grasa provoque párkinson, sino que solo revelan una asociación. Como ha explicado Katherine C. Hughes, de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston, Estados Unidos, sus hallazgos muestran que hay un leve incremento del riesgo de padecer esta enfermedad con una mayor ingesta de productos lácteos bajos en grasa, por lo que el consumo de estos alimentos podría ser un factor de riesgo modificable.

Productos lácteos asociados al aumento del riesgo de párkinson

Para realizar la investigación, los científicos analizaron los datos de 80.736 mujeres inscritas en el Nurses Health Study, y 48.610 hombres inscritos en el Health Professionals Follow-up Study, durante 25 años. Todos los participantes contestaron a cuestionarios sobre su estado de salud cada dos años, y sobre sus hábitos dietéticos cada cuatro años. A lo largo de ese periodo, 1.036 personas desarrollaron la enfermedad de párkinson.

Los productos lácteos más frecuentes en la dieta de los participantes fueron leche, queso, crema, yogur, mantequilla, helado, margarina y sorbete. Los investigadores no encontraron ninguna asociación entre el consumo de productos lácteos de grasa completa, como la leche entera, y el riesgo de párkinson. Sin embargo, si la leche consumida era desnatada o baja en grasa, observaron un 39% más probabilidades de desarrollar párkinson entre aquellos que tomaban más de una porción diaria, en comparación con los que tomaban menos de una porción a la semana.

Las personas que consumieron un mínimo de tres porciones de productos lácteos bajos en grasa al día presentaban un 34% más probabilidades de desarrollar párkinson que aquellas que tomaban menos de una porción al día. Además, tomar sorbete o yogur congelado también se asoció con un modesto incremento del riesgo de padecer la enfermedad.

La relación entre lácteos bajos en grasa y párkinson era baja

Los autores del trabajo han señalado que, a pesar de que encontraron que el consumo frecuente de productos lácteos se relaciona con un modesto aumento del riesgo de desarrollar párkinson, dicho riesgo continúa siendo muy bajo. De hecho, de las 5.830 personas que tomaban al menos tres porciones de dichos productos al comienzo del estudio, tan solo 60 –el 1%– desarrollaron la enfermedad durante el periodo analizado, mientras que entre los participantes que ingerían menos de una porción diaria de productos lácteos bajos en grasa, se diagnosticó párkinson a 483 personas, lo que supone el 0,6%.

Los investigadores también han advertido de que los primeros síntomas del párkinson podrían haber afectado a los hábitos alimenticios y a las respuestas a los cuestionarios de los participantes, por lo que consideran que es necesario realizar nuevos estudios antes de emitir recomendaciones sobre el consumo de productos lácteos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dra. Victoria Martínez Morón

Responsable de la Unidad de Láser Vulvovaginal y Suelo Pélvico del Instituto Palacios.

Dra. Victoria Martínez Morón

Experta en rejuvenecimiento vaginal de la Unidad de Láser Vulvovaginal y Suelo Pélvico del Instituto Palacios
“El rejuvenecimiento vaginal mejora la hidratación, la elasticidad y la textura de los tejidos vulvovaginales, lo que se traduce en una mejoría de la sequedad vaginal, disminución de picor e irritación, y aumento de lubricación vaginal y disminución de molestias durante el coito”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x2
se multiplican las probabilidades de ser padre o madre en los adolescentes con TDAH
'Fuente: 'Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry''