PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

Reducir caídas en mayores con realidad virtual y ejercicio

Las caídas que sufren las personas mayores se pueden reducir notablemente combinando realidad virtual con ejercicios de entrenamiento en cinta, lo que además mejora sus habilidades cognitivas.
Reducir caídas en mayores con realidad virtual y ejercicio

La realidad virtual consistía en un juego de simulación que incluía obstáculos habituales de los paseos en la vida real.

02 de Septiembre de 2016

Las caídas en los mayores de 65 años se pueden reducir significativamente combinando la ciencia de la realidad virtual con ejercicios de entrenamiento en cinta, según se desprende de los resultados de un estudio realizado en la Escuela de Medicina Sackler, de la Universidad israelí de Tel Aviv, en el que han participado 282 personas de cinco países distintos (Israel, Bélgica, Italia, Reino Unido y Países Bajos). Los participantes en la investigación tenían edades comprendidas entre los 60 y los 90 años, y habían sufrido con anterioridad al menos dos caídas, aunque en el momento del inicio del estudio podían caminar sin ningún tipo de ayuda durante al menos cinco minutos.

Disminuir la incidencia de caídas en los mayores de 65 años no sólo supone una mejora en su calidad de vida, sino también un importante ahorro en gasto sanitario

La investigación, publicada recientemente en la prestigiosa revista científica The Lancet, y dirigida por la Doctora en Neurología Anat Mirelman, se llevó a cabo durante tres años (2013, 2014 y 2015). Los participantes realizaron un total de 16 sesiones de ejercicio de 45 minutos, durante seis semanas, divididos en dos grupos: uno en el que se combinaba el uso de la realidad virtual y la cinta de correr, mientras que en el otro sólo se empleaba el entrenamiento en cinta. Aquellos que utilizaban la realidad virtual participaban en un juego de simulación que incluía obstáculos habituales de los paseos en la vida real como vallas, baches, o charcos.

Durante los seis meses posteriores al entrenamiento se realizó un seguimiento del índice de caídas y se comprobó que, pese a que en ambos grupos se habían reducido, fue el que combinaba la realidad virtual y la cinta de correr el que menor incidencia de accidentes había registrado. Además, también se observó que quienes obtuvieron mayores beneficios de esa combinación fueron los pacientes con párkinson, demencia, o deterioro cognitivo leve, ya que éstos vieron sus habilidades cognitivas y motoras considerablemente mejoradas.

Teniendo en cuenta que las caídas pueden provocar importantes traumatismos, discapacidad temporal o permanente, e incluso la muerte, y que dichas caídas constituyen un fenómeno frecuente a partir de los 65 años, siendo especialmente acusado en mayores de 85 años, esta investigación podría abrir la puerta a la reducción parcial de un importante gasto sanitario que, en el caso de los países desarrollados, puede llegar a ser de hasta un 2% del total. Asimismo, se mejoraría enormemente la calidad de vida de los mayores porque disminuiría la probabilidad de que sufrieran depresión, aislamiento social, o empeoramiento del estado físico como consecuencia directa de no salir a la calle por temor a un accidente.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''