PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

Un fármaco para tratar el párkinson protege frente al cáncer

La carbidopa, un fármaco para tratar los síntomas del párkinson, ha demostrado efectos anticancerígenos en un estudio realizado en una línea celular de cáncer de páncreas humano y en modelos de ratón.
Fármaco para tratar el párkinson

El fármaco inhibió de forma significativa el crecimiento de las células cancerosas en animales y en la línea celular.

09 de Octubre de 2017

El medicamento carbidopa, que se emplea en combinación con L-DOPA en el tratamiento del párkinson, tiene propiedades anticancerígenas a dosis seguras de administración, según se ha observado en un estudio cuyos resultados se han publicado en Biochemical Journal, lo que podría explicar por qué entre los pacientes de párkinson hay una menor incidencia de muchos tipos de cáncer, a excepción del melanoma, en comparación con la población general.

Los síntomas del párkinson –una enfermedad neurodegenerativa que en la actualidad no tiene cura– se deben a un déficit en la producción de dopamina, y para disminuir su intensidad se administra a los pacientes levodopa o L-DOPA, que atraviesa la barrera hematoencefálica y se convierte en dopamina en el cerebro. La mayor parte de esta sustancia, sin embargo, no llega al cerebro y se convierte en dopamina en otras partes del organismo, provocando efectos adversos como náuseas. Para evitarlo, se usa carbidopa.

La administración de carbidopa consiguió inhibir de forma significativa el crecimiento de las células cancerosas, tanto en los ratones, como en la línea celular

Efectos anticancerígenos de la carbidopa

En investigaciones anteriores se había comprobado que la L-DOPA no protege frente al cáncer, por lo que los autores del nuevo trabajo querían averiguar si la baja incidencia de tumores entre los pacientes de párkinson podría deberse a la carbidopa, y probaron este medicamento en una línea celular de cáncer de páncreas humano, así como en modelos murinos de esta enfermedad. A los ratones les suministraron una dosis del fármaco equivalente a 400 mg/día en seres humanos, ya que esta cantidad se considera segura.

Los investigadores observaron que el tratamiento consiguió inhibir de forma significativa el crecimiento de las células cancerosas, tanto en los animales, como en la línea celular. La carbidopa activa la proteína del receptor de hidrocarburo arilos (AhR), que desempeña un papel clave en el cáncer, y cuya activación se ha comprobado que podría ser útil en el tratamiento de tumores de mama, colon y páncreas, por lo que Yangzom Bhutia, investigador de Texas Tech University Health Sciences Center, en Estados Unidos, y autor principal del estudio, afirma que esto podría explicar, al menos en parte, los efectos anticancerígenos del fármaco.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los tumores malignos se diagnostica en mayores de 65 años
'Fuente: 'Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos’'