PUBLICIDAD

Primeros auxilios
Intoxicación etílica
Los fines de semana muchos jóvenes buscan la diversión en el alcohol, sin pensar en los efectos que puede tener en su salud. Conoce cómo abordar una intoxicación etílica si la fiesta se va de las manos.
Escrito por Alicia Díaz, Enfermera, experta en Primeros Auxilios

Qué es una intoxicación etílica

Intoxicación etílica

Las mujeres metabolizan el alcohol más lentamente y corren mayor riesgo de que órganos como el corazón o el hígado se vean afectados.

Las cifras de adolescentes entre 14 y 18 años que sufren intoxicaciones etílicas cada fin de semana son alarmantes. Uno de los principales problemas es la edad a la que se empieza a beber, cada vez antes. Alrededor de un 3,5% de jóvenes de 11 años han probado alguna vez el alcohol. Por otro lado, parece que el consumo de bebidas alcohólicas está cada vez más ligado a la diversión y los planes de ocio de los jóvenes, que salen de fiesta toda la noche sintiéndose inmunes a los efectos negativos que un consumo excesivo conlleva para su salud, no solo a largo sino también a corto plazo. Por este motivo saber cómo actuar en caso de intoxicación etílica puede evitar males mayores.

¿Qué es una intoxicación etílica?

Los menores de 21 años son la franja de edad más susceptible a sufrir intoxicaciones etílicas

Se conoce como intoxicación etílica al aumento del contenido de etanol en sangre por encima de los niveles tolerados por el organismo. No conviene tomarlo como algo baladí, ya que puede tener distintos grados de gravedad, desde inhibición y euforia hasta depresión respiratoria y muerte.

El término popular ‘coma etílico’ se refiere a las fases más avanzadas de este tipo de intoxicación, en las que el cerebro se aletarga y la persona afectada entra en estado de coma, con pérdida de conciencia y sin reaccionar a estímulos.

La diferencia entre intoxicación etílica y coma etílico reside en la tasa de alcoholemia, es decir, la cantidad de alcohol en sangre, y cómo éste afecta al organismo. Mientras que intoxicación se considera cualquier estado de embriaguez, desde la primera fase de euforia y deshinibición, el coma es ya el estado avanzado de intoxicación cuando el alcohol ha alcanzado niveles altos.

¿Cómo se absorbe el alcohol en el organismo?

La manera en la que el alcohol se absorbe depende de tantos factores que es muy difícil determinar un patrón exacto, pero los que más influyen son los siguientes:

  • Sexo: está comprobado que las mujeres metabolizan el alcohol más lentamente que los hombres, por lo tanto aun después de haber ingerido la misma cantidad presentan mayor concentración en la sangre, lo que lleva a mayor riesgo de que órganos como el corazón o el hígado se vean afectados.
  • Alimentación: beber alcohol después de una comida con alto contenido en carbohidratos hace que se absorba más despacio que ingerirlo con el estómago vacío.
  • La edad: este es un factor determinante. Los efectos del alcohol en un organismo sin desarrollar son devastadores, a nivel de hígado, corazón, riñones y por supuesto de cerebro. Los menores de 21 años tienen mucha menos tolerancia al alcohol, ya que el cuerpo es aún inmaduro y se ve rápidamente afectado. Son la franja de edad más susceptible a sufrir intoxicaciones etílicas.
  • El peso: como todas las drogas, a menor peso menos cantidad de alcohol se necesita para emborracharse. También hay diferencias en la absorción según la cantidad de grasa corporal y masa muscular, ya que aunque dos personas pesen lo mismo estructuralmente no tienen por qué ser iguales.
  • Tipo de alcohol: las bebidas fermentadas como la cerveza o el vino se absorben más lentamente que las destiladas como la ginebra o el ron. El gas de los refrescos también acelera su absorción.

Actualizado: 9 de Marzo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Alicia Díaz

Enfermera, experta en Primeros Auxilios
Alicia Díaz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

470%
pueden aumentar el riesgo de muerte las terapias alternativas en pacientes de cáncer
'Fuente: 'Journal of the National Cancer Institute''

PUBLICIDAD