PUBLICIDAD

Primeros auxilios
Palpitaciones cardíacas
Cuando en reposo y sin razón el corazón late más rápido de lo normal sentimos lo que se denominan palpitaciones cardíacas. Conoce sus causas, cuándo alarmarse, y qué hábitos modificar para prevenirlas.
Escrito por Alicia Díaz, Enfermera, experta en Primeros Auxilios

Qué son las palpitaciones cardíacas

Las palpitaciones cardiacas se pueden sentir en el pecho, la garganta o el cuello, y es una sensación desagradable, como si el corazón latiera demasiado fuerte y rápido. Aunque en la mayoría de los casos se debe solamente a estados de ansiedad o a una estimulación excesiva (por consumo de cafeína u otros estimulantes, ciertos tipos de medicamentos, un estrés continuado...), si se presentan con demasiada frecuencia, o se tarda mucho en recuperar la frecuencia cardíaca normal (más de dos horas), es necesario consultarlo con el médico.

Para entendernos mejor, en condiciones normales el corazón late entre 60 y 100 veces por minuto; si la frecuencia cardíaca supera los 100 latidos en reposo se denomina taquicardia, y cuando es menor de 60, bradicardia. Las frecuencias de latido superiores o inferiores a lo normal no significan necesariamente que algo vaya mal, porque cuando hacemos deporte, por ejemplo, el ritmo cardíaco aumenta de manera natural para suplir la necesidad de oxígeno de los músculos ejercitados. Taquicardia o bradicardia son términos que se emplean para definir el número de pulsaciones por encima o por debajo de la frecuencia cardíaca en reposo. Sin embargo, cuando no hay una razón concreta y en estado de reposo -momento en el que deberiamos tener una frecuencia de entre 60 y 100 ppm- sentimos que el corazón está acelerado o late con violencia estamos experimentando lo que se conoce como palpitaciones cardíacas, en las que a diferencia de las taquicardias no hay una causa aparente o conocida.

¿Cómo funciona el corazón?

Para entender qué problemas podría tener nuestro corazón que se pueden manifestar con una alteración en la frecuencia cardíaca, es importante conocer las bases de su funcionamiento.

El corazón es el órgano que se encarga de bombear la sangre por todo el cuerpo, y está formado por cuatro cámaras; las dos superiores se llaman aurículas (derecha e izquierda) y las dos inferiores son los ventrículos (también derecho e izquierdo). Si escuchamos nuestros latidos con un estetoscopio se diferencian dos latidos por cada pausa, el primero corresponde al latido de las aurículas mandando la sangre a los ventrículos, y el segundo latido, más fuerte que el anterior, manda la sangre al resto del cuerpo. Si nos palpamos el pulso en la muñeca o en el cuello normalmente solo diferenciamos un pulso, que es el de los ventrículos.

La frecuencia cardíaca es el número de latidos por minuto que tiene el corazón. En un adulto sano en reposo ésta ronda entre las 60-80 pulsaciones por minuto (ppm), aunque si la persona hace deporte de manera regular o toma medicación para disminuir las pulsaciones pueden ser menores.

Actualizado: 30 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Alicia Díaz

Enfermera, experta en Primeros Auxilios
Alicia Díaz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD