PUBLICIDAD

Primeros auxilios
Raspaduras, arañazos y laceraciones
Caídas, golpes, o el ataque de un animal, pueden causar lesiones en la piel como raspaduras, arañazos o laceraciones, cuya gravedad depende de su tamaño y profundidad. Evita que se infecten siguiendo estos consejos.
Escrito por Alicia Díaz, Enfermera, experta en Primeros Auxilios

Qué hacer en caso de raspadura, arañazo o laceración

Qué hacer en caso de raspadura, arañazo o laceración

Aunque sean heridas superficiales, es importante lavar y desinfectar bien las raspaduras, arañazos y laceraciones.

Las heridas superficiales como las raspaduras, arañazos o laceraciones, se curan espontáneamente. El cuerpo siempre está preparado para ello y nuestro sistema inmunitario lucha a diario contra infecciones, pero con estas sencillas medidas de primeros auxilios puedes acelerar el proceso de curación y evitar que la lesión se infecte:

  • Antes de manipular cualquier herida hay que lavarse las manos, primer paso en la prevención de infecciones.
  • La mejor opción a la hora de limpiar una herida es utilizar agua fría y jabón neutro. Con cuidado de no aplicar el jabón directamente en la lesión, se debe lavar con abundante agua y sin temor. Especialmente en las raspaduras, donde pueden haberse introducido tierra, arena, o elementos extraños, hay que frotar con insistencia aunque sea doloroso.
  • Si la lesión sangra, con una gasa estéril o un paño limpio aplicaremos presión durante unos 5 minutos.
  • Si el raspón cubre un área extensa es mejor utilizar gasas y vendajes para evitar el mayor contacto con el exterior y que se infecte. Es muy importante mantener ese vendaje seco; si se moja habrá que cambiarlo.
  • Si es un corte profundo y se observa que los dos bordes no se mantienen juntos es posible que necesite puntos de sutura. Una vez limpia la herida se pondrá una gasa encima, y tranquilamente se puede acudir al centro médico.
  • Existen pomadas antibacterianas que mantienen limpia la herida y proporcionan la humedad necesaria para la curación de la piel. Se pueden utilizar junto con gasas o apósitos para tapar la herida. Normalmente se mantiene durante 24 horas y luego se vuelve a limpiar y a cambiar.

Qué no hacer en caso de raspadura, arañazo o laceración

Cualquier herida puede causar complicaciones si no se actúa correctamente, por lo que:

  • Nunca se debe retirar un objeto extraño incrustado en la lesión, pues podría causar hemorragia.
  • No hay que respirar sobre una herida abierta, ya que la estaremos exponiendo a todos los microorganismos.
  • No aplicar vendajes que se puedan pegar a la herida.

Aunque son lesiones leves que se pueden atender en el hogar, hay momentos en los que se requiere asistencia sanitaria, como:

  • Si la herida no para de sangrar después de 10 minutos de haber aplicado compresión.
  • Si el corte es profundo y no se pueden mantener los bordes juntos.
  • Si se ha perdido movilidad y sensibilidad en la zona dañada.
  • Si hay objetos extraños incrustados en la herida, o si se ha retirado parte pero se sabe que quedan restos.
  • Si la herida muestra signos de infección, como enrojecimiento, hinchazón y subida de temperatura, extrema sensibilidad o secreción de pus.
  • Si ha sido provocada por un animal salvaje o que se conoce que no está vacunado.
  • Si el herido no tiene la vacuna antitetánica actualizada (en los últimos diez años).

Actualizado: 7 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Alicia Díaz

Enfermera, experta en Primeros Auxilios
Alicia Díaz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

87.000
personas con enfermedad de Chagas puede haber en España
'Fuente: 'Informe Una batalla por la salud de todos: El liderazgo de España en la lucha contra el Chagas, del Instituto de Salud Global (ISGlobal)''

PUBLICIDAD