PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE)
La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) es una técnica avanzada que combina la endoscopia y la radiología para realizar intervenciones en la parte alta del tubo digestivo.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Qué es una CPRE

La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica, más conocida simplemente por sus siglas CPRE, es una técnica médica que existe desde finales de la década de 1960. Combina la endoscopia y la radiología: por un lado se introduce un endoscopio desde la boca hasta las partes más altas del tubo digestivo y por otro se controla la técnica mediante la inyección de contraste que se detecta con los rayos X, como pasa en los cateterismos.

El endoscopio que se utiliza es más complejo que el que se usa para las gastroscopias o las colonoscopias. Tiene una cámara lateral, permite la inyección de sustancias y en su extremo tiene diferentes terminaciones que consiguen realizar técnicas complejas evitando cirugías del aparato digestivo. Se utiliza principalmente para solucionar problemas de la vía biliar, como los cálculos biliares, pero también se utilizan para enfermedades del páncreas y para solucionar complicaciones quirúrgicas.

El médico que realiza esta técnica es el gastroenterólogo, el especialista en el aparato digestivo. Él decide si merece la pena la realización de la prueba en base a datos previos como la historia clínica y las pruebas de imagen (ecografía, tomografía computarizada, etcétera). Para someterse a la prueba el paciente estará levemente sedado, evitándose así anestesias profundas y sus riesgos. Puede ser algo molesta, pero en ningún caso dolorosa.

Las complicaciones de la CPRE son poco frecuentes. Las más habituales son molestias gastrointestinales leves y que se solucionan por sí solas horas después de someterse a la técnica. Otras más graves, como la perforación intestinal, son infrecuentes y requieren cirugía urgente. Gracias de esta prueba se evitan cirugías digestivas más complejas que requieren anestesia general. Se trata por lo tanto de una “operación por la boca”.

Actualizado: 30 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''

PUBLICIDAD