PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Ecocardiograma
El ecocardiograma emplea ultrasonidos para visualizar la estructura del corazón y estudiar su capacidad de bombear sangre. Permite diagnosticar enfermedades cardíacas, y determinar su intensidad y origen.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Cómo se hace el ecocardiograma

En primer lugar, el médico valorará si puede ser útil realizar el ecocardiograma. Para ello te hará una serie de preguntas sobre tu día a día y tu enfermedad, y a continuación te explorará, dando una especial importancia a la auscultación del corazón y de los pulmones. Después te citará un día para realizarte la prueba y te explicará las medidas básicas que debes saber para someterte a ella. No será necesario firmar ningún documento, ya que el ecocardiograma no entraña ningún riesgo para el paciente.

Cuando llegues al hospital y pases a la sala de la prueba te pedirán que descubras la parte superior del tronco. Te tumbarás en una camilla mirando hacia arriba y el médico te echará un gel en el pecho –que puede estar un poco frío–, y gracias a él los ultrasonidos alcanzarán fácilmente la superficie de la piel y penetrarán en el cuerpo.

Una vez que estés preparado te apoyarán en el pecho un transductor, que es el emisor y receptor de ultrasonidos que permite visualizar el corazón, y tiene el tamaño de un teléfono móvil. El médico moverá este transductor deslizándolo por la piel del tórax, y a veces presionando un poco contra las costillas. Buscará los huecos a través de las costillas por donde los ultrasonidos pueden pasar sin problemas.

Irá comprobando todas las estructuras del corazón una a una: válvulas, aurículas, ventrículos, aorta, venas, etcétera. De cada una de estas partes tomará longitudes, áreas, y estudiará la velocidad de la sangre y la cantidad que pasa por cada lugar. Se trata de un estudio minucioso que necesita un entrenamiento previo que puede durar años.

Mientras se realice el estudio tú no deberás hacer nada. Puede ser que a veces el médico te pida que inspires profundamente o que aguantes la respiración. Procura hacer caso a sus indicaciones para facilitarle la labor.

Una vez finalizada la prueba se retirará el transductor y te darán papel para que te limpies el gel de la piel. Después podrás vestirte, recoger tus cosas y marcharte. A veces te piden que esperes unos minutos hasta que redactan el informe que te pueden entregar en el momento.

Complicaciones del ecocardiograma

El ecocardiograma no tiene complicaciones porque se trata de una prueba no invasiva que no supone ningún riesgo para las personas que se someten a ella. Como anécdota, a veces se han descrito casos de alergias al gel que aplican al inicio, pero son alergias cutáneas leves y delimitadas.

Actualizado: 9 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD