PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE)
La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) es una técnica avanzada que combina la endoscopia y la radiología para realizar intervenciones en la parte alta del tubo digestivo.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Cómo se hace la CPRE

Médico realizando una CPRE a un paciente

Una vez sedado los doctores introducirán un endoscopio por la boca, pero no notarás nada

En primer lugar, te explicarán por qué es necesario realizar la CPRE y te preguntarán si estás de acuerdo con someterte a ella. Si es así te pedirán que firmes el consentimiento informado donde leerás en qué consiste la prueba. Te darán una cita para que te sometas a la prueba otro día, pero si se trata de una situación de urgencia puede que se decida someterte a la prueba directamente, aunque es una situación poco frecuente.

Para realizarte la prueba puede que te ingresen la noche de antes o no. Si acudes directamente por la mañana no debes olvidar permanecer en ayunas ocho horas antes. Acude al hospital tranquilo y acompañado, con tiempo suficiente para no tener que estresarte antes de la prueba. Antes de entrar a la sala donde te realizarán la prueba te pedirán que te cambies de ropa y te darán un batín de hospital. Una vez dentro verás varios monitores y una camilla donde te tumbarás sobre el lado izquierdo, así dejas libre la zona del hígado y la vía biliar.

Antes de comenzar la intervención te colocarán un manguito en el brazo para controlar la tensión arterial, varios electrodos en el pecho para controlar el ritmo cardíaco y una vía venosa en el otro brazo para inyectarte fármacos sedantes que te relajarán. Cuando estés sedado te introducirán el endoscopio por la boca, se pasará el esófago y el estómago y se llegará a duodeno. No tendrás sensación de arcada ni dolor, solo una leve sensación de que tienes algo en la boca y de que se hincha el abdomen.

Al llegar al duodeno el médico buscara el esfínter de Oddi con la cámara, para ello puede soltar aire que dilate el duodeno. Cuando lo haya encontrado intentará acceder a través de él y si es necesario realizará una esfinterotomía que le permita el paso. En varios momentos se realizan radiografías con baja radiación para visualizar donde está el endoscopio.

Cuando el endoscopio está dentro de la vía biliar se instilará el contraste radiológico. Con él se verá la anatomía de la vía biliar y se podrá detectar cálculos, se verán como sombras que no dejan pasar todo el contraste. En el caso de las estenosis también se verá como el contraste no puede pasar bien, pero en este caso el conducto será más estrecho.

Las técnicas que se realicen en la vía biliar pasarán completamente inadvertidas para ti. En ningún momento notarás nada, de hecho es habitual que ni siquiera recuerdes la prueba después. Cuando se haya terminado se retirará el endoscopio.

Por último, te pasarán a otra sala para que descanses de la CPRE y te mantengan bajo vigilancia un rato, ahí te recuperarás de la sedación. Es normal que notes pesadez de estómago, como gases, y también algo de dolor de garganta que puede durante hasta tres-cuatro días. Cuando te recuperes podrás irte a casa acompañado, en ningún caso podrás conducir. La semana después de la prueba no podrás realizar ejercicio físico ni levantar cosas pesadas.

Actualizado: 15 de Diciembre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD