PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Histerosalpingografía
La histerosalpingografía es una prueba de rayos X que permite comprobar el estado de las trompas de Falopio y la cavidad uterina cuando se sospecha que existen problemas de esterilidad, malformación uterina, pólipos…
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Cómo se hace la histerosalpingografía

A la hora de realizarse una histerosalpingografía, en primer lugar, se te preguntará si estás de acuerdo con someterte a la prueba y te pedirán que firmes el consentimiento informado donde leerás en qué consiste la prueba. Ese mismo día te podrán realizar la prueba, pero lo más frecuente es que te citen para que te sometas a la histerosalpingografía otro día.

El día que tengas la prueba no tienes porqué cambiar tu rutina. Tan sólo tómate el antibiótico y analgésicos si te los recetó el ginecólogo antes. Lo mejor es que no vayas nerviosa a la prueba, sólo durará unos minutos. Procura llegar un poco antes de la hora acordada, es mejor que esperes un poco en el hospital antes que llegar deprisa y estresada.

Para realizar la prueba te pedirán primero que te tumbes en posición ginecológica, es decir, sin ropa de cintura para abajo y con las piernas abiertas para que el médico pueda explorar correctamente la vulva. Lo primero que hará es introducir un espéculo a través de la vagina para poder visualizar el cuello uterino, que es la entrada a la cavidad uterina. A veces en este momento se anestesia la entrada del cuello uterino con un pequeño pinchazo de anestesia local que es un poco molesto, pero muchas veces se prefiere no anestesiar ya que la prueba no supone dolor.

Anestesiado o no, se introduce un pequeño tubo de plástico a través del cuello uterino. Al final del tubo hay un balón de plástico que se hincha para que el tubo no salga de la cavidad uterina. Una vez colocado, te pondrán al lado de una máquina de rayos X y comenzarán a introducir una sustancia hacia el interior de la cavidad uterina. Esta sustancia es un medio de contraste radiopaco, es decir, se puede visualizar en una radiografía. No deberías sentir dolor cuando se te introduce el medio de contraste, si duele suele deberse a alguna alteración del útero que no deja pasar el medio de contraste.

Se realizarán varias radiografías hasta conseguir una imagen adecuada. Puede que te pidan que cambies de posición para poder mejorar la imagen. Lo esencial es que se observe como el medio de contraste sale a través de las trompas de Falopio hacia la cavidad abdominal.

Una vez conseguida la imagen ideal te retirarán el tubo colocado a través del cuello uterino y podrás volver a vestirte. No tendrás que esperar a los resultados, el ginecólogo suele guardarlos para estudiarlos y valorarlos junto al resto de pruebas en otra consulta.

Complicaciones de la histerosalpingografía

Las complicaciones en la histerosalpingografía no son muy frecuentes. Y las que ocurren con más frecuencia tienen poca importancia y pueden resolverse fácilmente. Algunas que pueden ocurrir en ocasiones son:

  • Malestar, nauseas y vómitos.
  • Desmayos y pérdidas de conciencia.
  • Retortijones y dolor abdominal.
  • Sangrado vaginal por pequeños traumatismos.
  • Infección pélvica con fiebre y escalofríos.
  • Alergia al medio de contraste.
  • Otras complicaciones graves y extremadamente infrecuentes (embolismos, perforación uterina...).

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD