PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Citología cervical
La citología cervical o Test de Papanicolau se emplea para diagnosticar precozmente patologías como el cáncer de cuello de útero, gracias a la extracción de una muestra mediante un suave raspado.
Escrito por Dr. Pablo Rivas, Especialista en medicina interna

Cómo se hace una citología cervical

La citología cervical se realiza en un centro sanitario y es llevada a cabo por el médico, personal de enfermería o algún otro profesional sanitario entrenado. Previamente a la realización de la prueba te informarán del procedimiento, que apenas dura unos minutos y de las posibles molestias que pueda ocasionar, ya que apenas tiene riesgos.

La mujer se tumba boca arriba en una mesa especial que facilita la exploración del área genital. Se inserta un espéculo en la vagina, el cual es un instrumento con dos valvas que se separan y permiten abrir la cavidad vaginal y observar al fondo el cuello del útero. Con una pequeña espátula y un cepillo se realiza un suave raspado en el interior y en la parte externa del cuello de útero. Se toman varias muestras que se extienden en pequeño cristal que se mira al microscopio, o se introduce en un líquido conservante para su examen posterior.

Es muy raro que esta prueba ocasione alguna complicación. Puede existir un mínimo sangrado que cause un pequeño manchado vaginal, pero que se considera normal. El riesgo de que se produzca una infección es mínimo. No es una prueba dolorosa, aunque la inserción del espéculo puede resultar molesta cuando la mujer no está relajada.

Actualizado: 4 de Enero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Cáncer
 

Especial

Cáncer

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD