PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Esfigmomanometría
La esfigmomanometría es una prueba sencilla que mide la tensión arterial, pero que se debe realizar correctamente para obtener resultados fiables que permitan indicar un tratamiento en caso necesario.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Cómo se hace una esfigmomanometría

La esfigmomanometría para medir la tensión arterial te la puede recomendar el médico o solicitarla tú mismo. Tampoco debes obsesionarte mucho con saber tus cifras de tensión; ten en cuenta que es raro que se modifiquen en poco tiempo, así que el médico sabrá mejor la frecuencia con la que te la tienes que medir.

Para medirte la tensión arterial no podrás haber tomado café la hora previa, ni tampoco bebidas energéticas o cualquier otra sustancia con cafeína. Tampoco podrás haber fumado una hora antes de la prueba. Deberás estar sentado tranquilo durante unos minutos antes de medirte la tensión arterial. Sólo así se obtendrán unas cifras reales de tensión arterial. Si estas normas no se respetan, se pueden alterar los resultados y obtenerse unas cifras erróneas.

Cuando estés listo el médico o la enfermera te pedirá que te descubras el brazo donde se te medirá la tensión. Es mejor que te quites la ropa que tape el brazo directamente, porque arremangarte suele comprimir el brazo a nivel del hombro y también puede modificar la tensión arterial. Una vez descubierto te colocarán el manguito alrededor del brazo, por encima del codo.

Entonces inflarán el maguito, y es normal que notes una presión fuerte alrededor del brazo, e incluso cierto hormigueo en la mano (por compresión de los nervios del brazo). El sanitario que te mida la tensión colocará el estetoscopio en la parte anterior del codo (si es un tensiómetro clásico, no digital), para así escuchar el flujo sanguíneo. Escuchará unos golpes secos, como latidos, que se llaman ruidos de Korokoff. Cuando comienzan los ruidos se detecta la presión arterial sistólica y cuando terminan se mide la presión arterial diastólica.

Después de hacer esta medición, lo más adecuado sería volver a medirla pocos minutos más tarde. Sin embargo, muchas veces no se vuelve a tomar porque casi siempre tiene el mismo valor. Es adecuado repetirla cuando la medida tomada supone iniciar o cambiar un tratamiento médico. Lo ideal es repetirla en el otro brazo. Si crees que estás nervioso o el ambiente médico te es incómodo es mejor que lo digas para que lo tengan en cuenta.

El sanitario te comunicará cuál es tu cifra de tensión arterial. Según el valor de la tensión arterial será recomendable que te la vuelvas a repetir en un tiempo o que te cites en la consulta del médico tan pronto como sea posible. Puede que todo esté bien y puedas olvidarte en mucho tiempo.

Complicaciones de la esfigmomanometría

No se conocen complicaciones de esta prueba.

Actualizado: 15 de Diciembre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

84%
de los pacientes con asma piensa que la enfermedad limita sus actividades cotidianas
'Fuente: 'Estudio ‘Still Fighting for Breath’ (Luchando por Respirar)''

PUBLICIDAD