PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Endoscopia digestiva alta o gastroscopia
La endoscopia digestiva alta o gastroscopia es una prueba que sirve para diagnosticar y tratar enfermedades del esófago, el estómago y el duodeno. Te contamos cómo se hace y cuáles son sus usos terapéuticos.
Escrito por Dr. Pablo Rivas, Especialista en medicina interna

Complicaciones de la endoscopia digestiva alta

La endoscopia digestiva alta o gastroscopia es una prueba muy segura. También es raro tener efectos secundarios derivados de los medicamentos que le pueden administrar como sedantes. El spray anestésico que le aplicarán en la garganta sabe algo amargo y hace que note hormigueo e inflamación en la garganta y en la lengua.

Algunas personas notan falta de aire tras la introducción del endoscopio por la boca, pero se debe a la anestesia de la garganta. No se preocupe, ya que hay espacio suficiente alrededor del endoscopio como para que respire con normalidad. Es importante estar tranquilo y hacer respiraciones lentas y profundas. Se pueden notar algunas molestias como náuseas, calambres abdominales o gases mientras se realiza el procedimiento. Si nota alguna molestia importante se lo podrá indicar al médico dándole un pequeño golpe en el brazo o con alguna señal previamente acordada.

Tras el procedimiento se sentirá somnoliento durante unas horas, y es probable que no recuerde gran parte de lo sucedido. También puede notar distensión abdominal y gases, que irá expulsando poco a poco. Podría notar algunas molestias en la garganta durante unos días. Si le han hecho una biopsia o le han extirpado un pólipo, puede observar que las heces son negras durante unos días al estar mezcladas con restos de sangre.

Es muy raro que haya un complicación grave por una endoscopia digestiva alta. En raras ocasiones el procedimiento puede originar arritmias cardiacas. A veces, el endoscopio puede dañar la superficie de la mucosa y originar sangrado. Si se produce el vómito durante la prueba, existe el riesgo de que parte del mismo se vaya por la vía respiratoria y origine una pulmonía. Esta eventualidad requiere un tratamiento con antibióticos. Se han visto algunos casos de punciones del intestino con el endoscopio, lo cual es una circunstancia completamente excepcional. Esta complicación requiere ser reparada por medio de un tratamiento quirúrgico.

Si después de la prueba nota dolor en el pecho, dificultad para respirar, fiebre, mareos intensos, o algún otros síntoma que le preocupe, debe contactar inmediatamente con su médico. También debe consultar urgentemente si vomita sangre, ya sea sangre roja fresca -lo que indica que se trata de una hemorragia reciente-, como sangre con aspecto de “posos de café”, lo que indica que es sangre que lleva un tiempo en el intestino.

Actualizado: 15 de Diciembre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''

PUBLICIDAD