PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Dermatoscopia digital
La dermatoscopia digital detecta tumores de piel, como el melanoma, en sus etapas iniciales, tomando imágenes de los lunares con una cámara digital, que aumenta su tamaño para que el dermatólogo los estudie.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Cómo se hace una dermatoscopia digital

Antes de realizarte una dermatoscopia digital, cuando llegues a la primera consulta el dermatólogo te realizará una serie de preguntas sobre tus antecedentes personales y familiares, y recogerá en la historia clínica todos los datos relevantes, prestando especial atención a antecedentes previos de cáncer de piel (melanoma u otros), a los antecedentes familiares de melanoma, y a las quemaduras solares importantes en la infancia o adolescencia. Todo eso será muy importante para valorar el riesgo que tienes de desarrollar un melanoma o presentar lunares atípicos.

Después realizará una exploración cutánea general. Sin mucha dificultad determinará tu fototipo, para ello se fijará en datos como el color de tu pelo, el tono de piel, el color de tus ojos, y datos de daño solar en cara u hombros. Las personas con pelo pelirrojo o rubio con ojos claros tendrán un fototipo I o II. Luego te pedirán que te quites la ropa para poder explorar toda tu superficie corporal. Si no presentas lunares o manchas sospechosas en los genitales o glúteos te podrás quedar en ropa interior, después de que el dermatólogo lo haya comprobado.

Cuando estés listo te pedirán que te coloques en diferentes posiciones, siempre de pie. Así podrán realizar fotos digitales de todo el cuerpo, a distancia. Con esto se consigue un mapeo general de los lunares de tu cuerpo y se podrán identificar nuevas lesiones en revisiones posteriores. Los lunares se englobarán en una zona del cuerpo distinta (brazo derecho, pecho, espalda, etcétera) y se numerarán.

El siguiente paso será tomar imágenes de cada lunar o lesión del cuerpo, uno a uno. Se pegará la cámara a la superficie cutánea para conseguir enfocar correctamente cada lunar. En el mismo momento de realizar la foto el dermatólogo podrá identificar estructuras del lunar y observar si hay datos sospechosos de malignidad. Puede que en ese mismo momento compare los lunares con fotografías previas, o que prefiera realizar fotografías directamente y luego estudiarlos más detenidamente. En cualquier caso se realizarán fotos de todos.

Las fotografías se guardarán en una base de datos confidencial. Sólo tendrá acceso a ella el dermatólogo, y siempre podrás solicitar la destrucción de los datos. En cualquier caso las imágenes siempre mantendrán el anonimato. Es muy importante archivarlas de esta manera porque así en la visita siguiente el dermatólogo podrá comprobar cambios en los lunares, un dato muy importante para el diagnóstico de melanoma.

Una vez terminada la exploración cutánea te podrás vestir y recoger tus cosas. En esa misma visita el dermatólogo podrá recomendar el seguimiento estrecho de un lunar en concreto, extirpar alguno de ellos, o simplemente mantener un control cotidiano. Al final te indicará cuándo debes acudir a una nueva visita para realizarte de nuevo la dermatoscopia digital.

Complicaciones de la dermatoscopia digital

No existen complicaciones asociadas a la dermatoscopia digital. 

Actualizado: 15 de Diciembre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Cáncer
 

Especial

Cáncer

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD