PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Ecocardiograma
El ecocardiograma emplea ultrasonidos para visualizar la estructura del corazón y estudiar su capacidad de bombear sangre. Permite diagnosticar enfermedades cardíacas, y determinar su intensidad y origen.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Qué es el ecocardiograma

El ecocardiograma es una prueba que se usa para visualizar la estructura del corazón y así estudiar su funcionamiento hemodinámico, es decir, su capacidad de bombear sangre. Gracias a él se pueden diagnosticar con precisión enfermedades cardíacas, congénitas o adquiridas, y permite clasificarlas según su intensidad y origen. La prueba tiene el mismo fundamento que otras ecografías: la emisión de ultrasonidos a través del cuerpo que rebotan y se recogen con el mismo aparato.

Se trata de una prueba muy joven, porque se inventó en el siglo XX, y no se puede nombrar a un solo inventor de la técnica, ya que durante las últimas décadas han sido muchos los médicos que la han perfeccionado y han ampliado su uso a muchos campos de la medicina.

En el ecocardiograma tiene especial importancia la técnica Doppler, que se inventó en los años 80 y permite ver no sólo la estructura cardíaca, sino también la velocidad exacta de los flujos de sangre en el interior del corazón.

Tipos de ecocardiografía

Hay varios tipos de ecocardiografía según la tecnología que se utilice. Pueden ser estudios en un plano, estudios de flujo, y estudios de dos dimensiones. Habitualmente se suelen realizar estudios en dos o tres dimensiones, con estudio de flujo añadido. El ecocardiograma clásico utiliza la vía transtorácica, es decir, se ve el corazón a través de los huecos de las costillas. Un tipo especial de ecocardiograma es el transesofágico, que se realiza a través del esófago con una sonda. Aporta datos más exactos, pero su realización es compleja, y tan diferente, que se considera una prueba independiente.

El médico que realiza esta prueba es el cardiólogo, que estará bien entrenado para poder realizar la técnica correctamente. No es una prueba cara, pero su interpretación puede ser difícil en ocasiones, y debe ir siempre acompañada de un buen estudio médico completo mediante entrevista clínica y exploración física. Se trata de una prueba completamente segura, sencilla, y cómoda de realizar para el médico y el paciente. A día de hoy se trata de una prueba de rutina en muchos centros hospitalarios, incluidos los más pequeños.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD