PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Laringoscopia
La laringoscopia permite el estudio de las vías aéreas superiores, principalmente la faringe y la laringe. Gracias a esta prueba se puede diagnosticar enfermedades y realizar procedimientos sencillos en la garganta.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Qué es la laringoscopia

La laringoscopia es una técnica que permite observar el interior de la faringe y la parte superior de la laringe. Esta prueba permite estudiar el interior de la vía aérea superior, y también permite realizar otros procedimientos más invasivos, como toma de biopsias, cirugías poco invasivas e intubación de la vía aérea en gente inconsciente o anestesiada. El especialista que más utiliza esta técnica es el otorrinolaringólogo, aunque también la utilizan los anestesistas y los intensivistas.

La faringe tiene tres partes: la nasofaringe (justo detrás de la nariz), la orofaringe (al fondo de la boca), y la hipofaringe (que conecta con el esófago y con la vía aérea). El laringoscopio, que es como se llama el aparato con el que se realiza la laringoscopia, permite observar las tres partes y la parte superior de la laringe, donde se verán además las cuerdas vocales.

Desde que existe esta técnica se han desarrollado diferentes laringoscopios, los que se utilizan hoy en día son:

  • Laringoscopio indirecto: es una pequeña barra rígida que se introduce por la boca hasta el final de la lengua. En el extremo tiene un espejo en el que se refleja la hipofaringe y la parte superior de la laringe. Sólo permite la visualización, no se realizan otros procedimientos con él.
  • Laringoscopio directo rígido: consiste en una pequeña palanca rígida que se introduce por la boca y desplaza la lengua hacia delante, de tal manera que la laringe se puede ver directamente a simple vista. Es una técnica que requiere que la persona esté inconsciente o anestesiada, ya que sería extremadamente molesta de no ser así. Es el instrumento que más utilizan los anestesistas y los médicos intensivistas, ya que les permite intubar las vías aéreas.
  • Laringoscopio directo flexible o fibrolaringosopio: es el más utilizado rutinariamente en personas conscientes. Se trata de un pequeño tubo flexible que contiene fibras ópticas con una cámara en el extremo. Se introduce por la nariz y atraviesa la faringe hasta alcanzar la parte más inferior. 

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD