Ecografía abdominal
Escrito por Dr. Pablo Rivas, especialista en medicina interna
A través del uso de ondas de ultrasonido, la ecografía abdominal permite observar los órganos y las estructuras del abdomen e incluso realizar drenajes de abscesos o tomas de biopsias.

Preparación para la ecografía abdominal

Si van a realizarte una ecografía abdominal estas son las cuestiones que debes prever con antelación:

Duración: la prueba se realiza en unos 15 minutos. Si se realiza una intervención como una toma de biopsias o el drenaje de un absceso puede durar algo más.

Ingreso: la ecografía abdominal se puede hacer de forma ambulatoria.
 

¿Es necesario ir acompañado?: no hace falta ir acompañado aunque puede ser de ayuda si le hace sentirse más relajado.

Medicamentos: no es necesario tomar ningún medicamento previo.
 

Comida: es necesario estar en ayunas las 6-8 horas previas a la prueba. En caso de que se vayan a estudiar órganos de la pelvis como el útero o la vejiga de la orina, conviene beber al menos un litro de agua en la hora previa a la prueba para tener llena la vejiga. Esto permite observar mejor los órganos de la pelvis.

Ropa: puede llevar la ropa que desee, pero conviene que sea fácil de quitar para dejar el abdomen descubierto cuando se lo requieran.

Documentos: en caso de que la ecografía abdominal sirva de guía de una intervención invasiva, como la toma de biopsias o el drenaje de un absceso, debe llevar el consentimiento informado, que es un papel donde le explican en qué consiste la prueba y sus posibles riesgos. Debe leerlo atentamente y llevarlo firmado. Debe llevar el volante de solicitud de la prueba.

Embarazo y lactancia:  no son contraindicaciones para la prueba.

Otras consideraciones

No hay contraindicaciones para la realización de una ecografía abdominal, pues las ondas de ultrasonido no producen ningún efecto en el organismo.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 20/01/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Natalia Jiménez

Experta en rosácea

“40 millones de personas tienen rosácea, pero a pesar de su elevada prevalencia es una patología infradiagnosticada y que en ocasiones no recibe un tratamiento correcto”

 

350 millones de personas padecen depresión

Más de la mitad de los afectados no recibe tratamiento, incluso el 90% en algunos países por falta de recursos y profesionales sanitarios. Si no se trata el trastorno puede agravarse, y cada año se suicidan un millón de personas por su causa.

Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)'

 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD