PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Gammagrafía
Gracias a la administración de un radiofármaco, con capacidad de acoplarse a células y proteínas específicas, esta prueba de imagen permite estudiar varios órganos en busca de posibles enfermedades.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Resultados de la gammagrafía

Los resultados de la gammagrafía se obtienen en el mismo momento de hacerla, pero es necesario que un médico especializado en este tipo de pruebas los interprete. El médico que suele encargarse de la gammagrafía es el médico nuclear, que supervisa la realización de la prueba y analiza los resultados que se obtienen redactando un informe que entregará al médico que haya encargado la prueba (reumatólogo, endocrinólogo, neumólogo, etcétera).

Los resultados se interpretarán de forma muy diferente según el órgano estudiado y el contexto del paciente. Algunos de los resultados de la gammagrafía más frecuentes serían:

Gammagrafía ósea:

  • Tumores o metástasis: se ve un aumento de la radiación localizada en forma de nódulos más o menos definidos.
  • Infección: se ve un aumento de la radiación en áreas difusas que aparece a los pocos minutos después de la administración del radiofármaco.
  • Enfermedades metabólicas: en osteoporosis u osteomalacia hay pérdida de masa ósea y la emisión de radiación global. En la enfermedad de Paget hay un aumento del metabolismo óseo, por lo que aparecerán áreas con la radiación aumentada en tamaño e intensidad.
  • Fracturas: se ve un aumento de la radiación en las fracturas recientes por la inflamación activa. Si son fracturas antiguas la radiación puede ser menor por disminución de masa ósea focal.

Gammagrafía renal:

  • Insuficiencia renal crónica: se ven áreas del riñón que no emiten radiación por fibrosis.
  • Reflujo vesicoureteral: si existen cicatrices se identifican por una disminución de la radiación, a veces en forma de estrella.

Gammagrafía endocrina:

  • Estudio de tiroides:
    • Nódulos hiperfuncionantes: se ve aumento focal de la radiación. Suelen ser tumores benignos.
    • Nódulos hipocaptantes: se ve disminución focal de la radiación. Suelen ser tumores malignos.
    • Hipertiroidismo: aumento global de la radiación. Típico de la enfermedad de Graves.
    • Hipotiroidismo: disminución global de la radiación.
    • Tiroiditis: ausencia de la radiación de forma global por destrucción de la glándula tiroides.
  • Estudio de glándulas suprarrenales:
    • Feocromocitoma o neuroblastoma: aumento de la radiación focal. Según la edad del paciente y el radiofármaco utilizado se sospecha uno u otro tumor.

Gammagrafía de ventilación/perfusión:

  • Tromboembolismo pulmonar: se ve disminución de la radiación de las zonas poco perfundidas con una emisión de radiación normal de la ventilación.

Gammagrafía digestiva:

  • Divertículo de Meckel: aumento de la radiación localizada en un punto medio del intestino delgado (cerca del ombligo).
  • Sangrado digestivo: se detecta radiación de hematíes marcados dentro del tubo digestivo.
  • Malformación hepatobiliar: ausencia de radiación en los conductos biliares.

Gammagrafía cardíaca:

  • Isquemia coronaria: disminución de radiación en zonas localizadas de la pared del corazón, se detectan al realizar un ejercicio físico moderado.

Gammagrafía neurológica:

  • Investigación: los trazos de emisión de radiación pueden señalar vías nerviosas cerebrales de moléculas concretas.

Actualizado: 14 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Cáncer
 

Especial

Cáncer

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD