PUBLICIDAD

Pruebas médicas
Tricograma capilar
El tricograma capilar es una prueba sencilla que analiza las características de una muestra de cabello para diagnosticar la alopecia y otras patologías, y controlar la efectividad del tratamiento.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Cómo se hace un tricograma capilar

Una profesional sanitaria observa una muestra de cabello al microscopio

La muestra de cabello se observa al microscopio para estudiar la forma, tamaño y calidad del bulbo piloso; el grosor, la integridad y la forma del tallo; y el aspecto de la finalización del extremo distal.

Cuando llegues a la consulta médica, el dermatólogo te hará una serie de preguntas sobre tu principal problema capilar. Después realizará una exploración capilar minuciosa, comprobando el porcentaje de caída de cabello, la calidad del mismo, y el estado del cuero cabelludo. Entonces considerará si es necesario realizar alguna prueba complementaria como la tricoscopia o el tricograma. Si decide realizarte un tricograma te explicará en que consiste y te pedirá permiso. No es necesario que firmes ningún consentimiento escrito; al ser una prueba semi-invasiva es suficiente con tu consentimiento oral.

En primer lugar elegirá la zona del cabello más útil para tomar la muestra. Habitualmente cogerá muestras de la zona superior y central del cuero cabelludo (área interparietal), y si se necesita una segunda muestra se elegirán las zonas laterales cercanas a la oreja (área temporal), o la zona cercana a la nuca (área occipital). Si se trata de una alopecia con una pérdida de cabello bien localizada se tomará cabello de la zona inmediatamente más cercana a ella.

Para coger la muestra de cabello el especialista aislará un mechón con unos 20 pelos y los atrapará desde la base con una pinza de metal protegida con una funda de goma para no dañar el tallo. Después realizará una tracción firme y continua para arrancar el cabello desde la raíz, evitando así que se rasgue el tallo o se corte antes de la raíz. Esta parte puede resultarte molesta, a fin de cuentas te están arrancando varios pelos al mismo tiempo. Si el estudio no requiere observar la raíz se puede cortar el cabello y estudiar solo el tallo junto con el extremo distal.

El cabello recogido se coloca en una lámina transparente. Se puede tapar con otra lámina transparente o una cinta adhesiva, o poner un aceite que permita fijar el pelo y procurar que no se mueva. Luego se observará al microscopio; esto puede realizarse en el mismo momento o guardar la muestra para observarla más tarde. El estudio del tricograma debe ser minucioso: se estudiará la forma, tamaño y la calidad del bulbo piloso; el grosor, la integridad y la forma del tallo; y el aspecto de la finalización del extremo distal.

Cuando se haya realizado el tricograma el dermatólogo te informará de sus resultados. Podrá hacerlo oralmente o con un pequeño informe. No necesitarás cuidados especiales de la zona arrancada; es muy raro que se note después de tomar la muestra, ya que 20 pelos son muy pocos comparados con el conjunto del cabello.

Complicaciones del tricograma capilar

No existen complicaciones asociadas al tricograma. El principal riesgo sería aceptar un resultado de tricograma como normal o patológico de forma aislada sin tener en cuenta el resto de pruebas y la exploración del paciente.

Actualizado: 8 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
de los pacientes con alguna enfermedad reumática considera que su dolor no está controlado
'Fuente: 'Sociedad Española de Reumatología (SER)''

PUBLICIDAD