PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La vitamina E puede retrasar la progresión del alzhéimer

Un nuevo estudio demuestra la capacidad de los suplementos de altas dosis de vitamina E para retrasar la progresión de la enfermedad de Alzheimer y frenar el deterioro cognitivo que causa en los pacientes.
La vitamina E puede retrasar la progresión del alzhéimer

03 de Enero de 2014

Un nuevo estudio realizado en Estados Unidos con la participación de 613 personas diagnosticadas de alzhéimer en estadios tempranos, y a los que se les trataba con inhibidores de la colinesterasa, ha revelado que suministrar a estos pacientes altas dosis de suplementos de vitamina E retrasa un 19% la progresión de esta demencia y 6,2 meses el deterioro cognitivo que sufren los afectados.

En este estudio, dirigido por Peter Guarino, investigador de la Universidad de Yale, y que se ha publicado en JAMA, se ha empleado una cantidad de vitamina E de 2.000 unidades internacionales al día (IU/d), lo que constituye 100 veces la dosis recomendada diaria en condiciones normales, por lo que los pacientes no la obtendrían a través de la dieta, sino que sería necesario administrársela a través de suplementos.

La capacidad de la vitamina E –un poderosos antioxidante– para frenar el avance de la enfermedad de Alzheimer, ya se había comprobado en estudios anteriores, si bien también se había observado que podía provocar efectos adversos indeseados, asociándose incluso a un aumento en la mortalidad.

El estudio mostró que administrar altas dosis de suplementos de vitamina E a pacientes con alzhéimer en fase temprana retrasa un 19% la progresión de la demencia y 6,2 meses el deterioro cognitivo

La nueva investigación perseguía tres objetivos: demostrar la seguridad de la vitamina E, comprobar si este micronutriente era capaz de retrasar el deterioro cognitivo en estos pacientes, y evaluar la efectividad de un medicamento (memantina) aprobado para las fases avanzadas del azlhéimer en las más precoces.

De acuerdo con los resultados obtenidos, se demuestra que el producto es seguro y que la vitamina E muestra cierta eficacia (aunque la mejora no sea espectacular). Además, y según los autores del trabajo, el empleo del fármaco para el alzhéimer (memantina) no se debe ampliar a las etapas más precoces de la enfermedad.

El efecto beneficioso de la vitamina E, curiosamente, solo se observó en el grupo de voluntarios que únicamente tomaban este micronutrientes, pero no en el de aquellos que además del suplemento vitamínico tomaban memantina, algo que los investigadores no han podido explicar. Por lo tanto, los expertos piden cautela, y señalan la necesidad de realizar nuevas investigaciones –y más amplias- con objeto de comprobar los posibles beneficios de otras dosis de vitamina E, así como en combinación con otros fármacos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''