PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La cirugía maxilofacial, eficaz en la apnea del sueño grave

La cirugía maxilofacial, en concreto la técnica conocida como avance bimaxilar, resulta muy efectiva para corregir la apnea del sueño grave, porque aumenta el volumen total de la vía aérea, impidiendo que se obstruya.
Cirugía maxilofacial

18 de Abril de 2013

El tratamiento de la apnea del sueño grave mediante cirugía maxilofacial resulta eficaz al permitir que se aumente el espacio de las vías aéreas de las personas afectadas por este trastorno y, de este modo, se evite la obstrucción de las mismas mientras duermen.

Además de las pautas dirigidas a mejorar hábitos, como evitar la obesidad o el sobrepeso, adoptar la postura de lado para dormir, y no tomar alcohol ni medicamentos sedantes, el tratamiento que se suele emplear con los pacientes que no responden a estas medidas es la mascarilla nasal CPAP, con la que se insufla aire a presión para mantener abiertos los conductos aéreos superiores.

Sin embargo, a largo plazo, muchos pacientes tienen problemas para continuar usando este dispositivo, por lo que desde la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (SECOM) señalan las ventajas que puede suponer para estas personas someterse a una intervención quirúrgica denominada avance bimaxilar.

Con el avance bimaxilar se adelantan el maxilar superior y la mandíbula, para aumentar el volumen total de la vía aérea y evitar que se obstruya

La causa principal de la apnea es la obstrucción mecánica de las vías aéreas, y con el avance bimaxilar se adelantan el maxilar superior y la mandíbula, para conseguir que aumente el volumen total de la vía aérea y evitar que se obstruya. La efectividad de esta técnica ha sido confirmada por un estudio publicado en ‘International Journal of Oral and Maxillofacial Surgery’ en 17 pacientes con apnea obstructiva del sueño a los que se les practicó esta cirugía con éxito.

Los expertos del SECOM señalan que esta intervención está indicada en pacientes con la mandíbula pequeña y escasa proyección del labio superior y los pómulos. Además, la cirugía en estos casos presenta una ventaja adicional, que la de mejorar el aspecto de la cara del paciente.

El avance bimaxilar es una técnica segura y mínimamente invasiva, ya que únicamente se practican incisiones en el interior de la boca, por lo que no deja cicatrices en la cara. Debe ser realizada por un cirujano oral y maxilofacial y, en algunos casos, como explica el presidente de SECOM, el doctor Arturo Bilbao, es necesario disminuir también algunos tejidos para favorecer el paso del aire; de esta forma, añade el especialista, se combina el avance maxilomandibular con una cirugía en la que se disminuyen parte del paladar blando y de la úvula y, en caso necesario, de la base de la lengua.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''