PUBLICIDAD

Salud al día
Arterioesclerosis
Modificar el estilo de vida, para eliminar sus factores de riesgo, es la clave para evitar la arteriosclerosis, una afección que consiste en que las arterias se vuelven rígidas y gruesas, lo que dificulta la circulación sanguínea.
Escrito por María Alba Jiménez, Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares y residente de pediatría en el hospital La Paz de Madrid
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Causas y factores de riesgo de la arteriosclerosis

Las principales causas y factores de riesgo para el desarrollo de la arteriosclerosis son los siguientes:

  • Predisposición familiar. No solo se puede asociar la predisposición genética ligada a una familia, sino también sus hábitos como el sedentarismo o el tabaquismo. No obstante es innegable que la aparición de un evento cardiovascular antes de los 50 años en un familiar de primer grado hace sospechar la posibilidad de cierta predisposición en una familia.
  • Dislipemia. Esto supone una alteración en el metabolismo del colesterol, de tal manera que una hipercolesterolemia está directamente asociada a un incremento en la incidencia de enfermedad cardiovascular. El colesterol LDL será el responsable de la progresión de la placa de ateroma, mientras que los niveles altos de HDL tienen un efecto protector sobre la arteriosclerosis.
  • Hipertensión arterial. Es un factor independiente de gran importancia, pues uno de cada tres adultos la padecen y en la mayoría de ocasiones sin saberlo. Su incidencia aumenta con la edad, por lo que en las últimas décadas hemos asistido a un aumento de casos por tener un envejecimiento de la población.
  • Diabetes. Sobre todo el tipo II, produciendo una arteriosclerosis más extensa, más difusa y con mayor expresividad clínica, mayor número de eventos. Estas situaciones se ven sobre todo en diabéticos mal controlados. Los diabéticos tienden a tener un colesterol LDL elevado, un HDL disminuido y una hipertrigliceridemia, que es una combinación altamente aterogénica (formadora de placa de ateroma).
  • Tabaquismo. Es el factor prevenible de arteriosclerosis más importante, estando relacionado directamente con la muerte por causa cardiovascular. El estudio Framingham ya demostró un aumento de la mortalidad cardiovascular del 18% en hombres y del 30% en mujeres fumadoras. Se relaciona con la rotura de la placa, con aumento de la frecuencia cardiaca y de la tensión arterial.

Actualizado: 30 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

María Alba Jiménez

Licenciada en Medicina por la Universidad de Alcalá de Henares y residente de pediatría en el hospital La Paz de Madrid
María Alba Jiménez

PUBLICIDAD

Salud en cifras

60%
de los tumores malignos se diagnostica en mayores de 65 años
'Fuente: 'Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos’'

PUBLICIDAD