PUBLICIDAD

Salud al día
Ascitis
Un abdomen prominente que no se debe a obesidad, gases o embarazo, puede estar asociado a una ascitis o acumulación de líquido en la cavidad abdominal. Conoce las causas de este problema y cómo abordarlas.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Causas de la ascitis

Causas de la ascitis

Una de las causas de la ascitis es la cirrosis hepática, producida en el 85% de los casos por el consumo de alcohol.

La ascitis o acumulación de líquido en la cavidad abdominal se puede deber a diferentes causas. Hay casos en los que incluso puede haber varias causas concurrentes.

La cirrosis hepática es la causa más frecuente de ascitis. Es la responsable del 85% de los casos. Se produce por la hipertensión portal, en la que la presión del sistema venoso portal aumenta mucho por la presencia de un hígado cirrótico que tiene una resistencia aumentada al flujo venoso. La retención de agua y sodio por los riñones es el otro factor implicado en la producción de la ascitis en los pacientes cirróticos, así como el descenso de la albúmina en la sangre. La causa más frecuente de cirrosis hepática es la producida por el alcohol; la segunda en frecuencia es la que se produce en los pacientes con hepatitis crónica por los virus de la hepatitis B o C. Hay otras causas de cirrosis menos frecuentes, como la autoinmune, la esteatosis hepática no alcohólica, la biliar o la cardíaca. Otras enfermedades hepáticas, como el cáncer de hígado o las alteraciones de la circulación venosa hepática, también pueden producir ascitis.

La segunda causa de ascitis en frecuencia, produciendo hasta un 10% de los casos, es una enfermedad neoplásica maligna que produzca una carcinomatosis peritoneal. La carcinomatosis peritoneal puede producirse por cánceres de la cavidad abdominal como el cáncer de estómago o el de colon, o metástasis de cáncer de pulmón, mama o melanoma. Los tumores primarios del peritoneo, como el mesotelioma o el sarcoma, son muy raros. En los tumores de ovario –tanto benignos como malignos– también es frecuente que haya ascitis. En estos casos las células malignas que revisten el peritoneo producen líquido, que además tiene mucha cantidad de proteína, que hace que el líquido del cuerpo se vea atraído hacia el interior de la cavidad peritoneal.

Otras enfermedades que pueden causar ascitis

Otras enfermedades que pueden producir ascitis con menor frecuencia, pero no raras, son:

  • La insuficiencia cardíaca: sobre todo en fases avanzadas de fracaso cardíaco, en las que se puede producir una situación de anasarca, con edemas y acúmulo de líquido en todo el cuerpo, incluyendo las cavidades peritoneal, pleural y pericárdica.
  • La tuberculosis; una enfermedad infecciosa que si bien es más frecuente que afecte a los pulmones, puede producir también ascitis en los casos de afectación abdominal.
  • En las pancreatitis agudas se pueden formar bolsas o acúmulos de líquido dentro del abdomen, a menudo tabicados.

Finalmente, hay muchísimas enfermedades que pueden producir ascitis, aunque son causas más raras de ésta. Son entidades como las siguientes:

  • Asociadas al embarazo: el hígado graso del embarazo, la rotura de un embarazo ectópico y el síndrome HELLP.
  • Problemas ginecológicos no relacionados con el embarazo: el síndrome de hiperestimulación ovárica, la rotura de un folículo o quiste ovárico o de un cuerpo lúteo, la endometriosis y la enfermedad inflamatoria pélvica.
  • Enfermedades endocrinas: el hipertiroidismo y el hipotiroidismo.
  • Enfermedades infecciosas o inflamatorias: la amiloidosis, infecciones diversas incluyendo las peritonitis por perforación de una víscera hueca, las granulomatosis como la enfermedad de Crohn o la sarcoidosis, enfermedades autoinmunes como el lupus o la panarteritis nodosa, y la fiebre mediterránea familiar.
  • Enfermedad con albúmina baja en sangre: la enfermedad de Whipple (en realidad es una enfermedad infecciosa), la celiaquía, el síndrome nefrótico u otras enfermedades renales, y la desnutrición, como el Kwashiorkor (la típica de los niños desnutridos de los países en vías de desarrollo).
  • La ascitis quilosa es un tipo de ascitis en la que lo que se acumula en la cavidad abdominal es linfa, por rotura u obstrucción de los conductos linfáticos del abdomen.

Actualizado: 11 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Dra. Sari Arponen

Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón
Dra. Sari Arponen

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD