PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La oxitocina mejora la función cerebral en autismo

Un estudio realizado con niños diagnosticados de autismo ha revelado que al administrarles oxitocina se normalizan temporalmente las zonas del cerebro asociadas a los déficits sociales característicos de esta enfermedad.
La oxitocina mejora la función cerebral en autismo

05 de Diciembre de 2013

La oxitocina es una hormona que se produce de forma natural en el organismo, que favorece la sociabilidad, y permite que las regiones del cerebro involucradas en el comportamiento social se activen más frente a estímulos de carácter social –como los rostros de otras personas–, y menos cuando se reciben estímulos no sociales.

Ahora, un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale de New Haven, en Estados Unidos, ha realizado un estudio para evaluar, por primera vez, qué impacto podría tener esta hormona en la función cerebral de niños diagnosticados con un trastorno del espectro autista.

Los científicos llevaron a cabo el estudio con 17 niños y adolescentes con autismo –y cuyas edades oscilaban entre los 8 y los 16,5 años–, a los que administraron, mediante un aerosol nasal, o bien oxitocina, o bien placebo.

Las zonas cerebrales asociadas con la recompensa y el reconocimiento emocional respondían más durante las tareas sociales cuando los niños recibían oxitocina

Los investigadores observaron que cuando los niños recibían oxitocina, las zonas cerebrales asociadas con la recompensa y el reconocimiento emocional respondían más durante las tareas sociales que cuando los niños recibían placebo.

Así, tal y como explicó Ilanit Gordon, uno de los autores del trabajo, la administración de oxitocina consiguió normalizar temporalmente las regiones del cerebro responsables de los déficits sociales característicos de los niños con autismo. Este investigador añadió que los resultados del estudio son importantes, porque pueden ser un avance en la búsqueda de terapias que permitan corregir la disfunción social que provocan los trastornos del espectro autista.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD