PUBLICIDAD

Salud al día
Balanitis
La balanitis es la inflamación del glande, que puede estar producida por muchas causas, desde una higiene deficiente hasta lesiones premalignas que evolucionan a un cáncer de pene. Conoce cómo detectarlo y controlarlo.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Qué es la balanitis

Qué es la balanitis

La balanitis supone en torno al 10-11% de los trastornos genitourinarios en el varón en la edad adulta, y también afecta hasta al 3% de los niños.

La balanitis es la inflamación del glande, que constituye la parte final del pene. El glande es la porción final del cuerpo esponjoso, que es la más pequeña de las tres columnas de tejido eréctil que se encuentran en el pene (las otras dos son los cuerpos cavernosos, que son dos estructuras paralelas situadas en la parte superior de éste). Cuando la inflamación afecta también al prepucio se conoce como balanopostitis.

La balanitis produce en casi todos los casos enrojecimiento del glande y del prepucio, pudiendo aparecer otras lesiones a ese nivel como ampollas, erosiones o manchas blanquecinas o grisáceas, dependiendo de la causa que la produzca. Al existir inflamación, hay dolor en la gran mayoría de los casos, pudiendo asociar también picor y escozor. La intensidad de estos síntomas es variable. Además, no es raro que aparezcan otras alteraciones como la emisión de secreciones malolientes.

Esta enfermedad es relativamente frecuente, pues supone en torno al 10-11% de las afectaciones genitourinarias en el varón en la edad adulta. También afecta hasta al 3% de los niños.

La balanitis puede estar producida por multitud de causas. Su gravedad es variable, ya que aunque la mayoría de las veces se trata de un proceso transitorio y relativamente banal que evoluciona favorablemente con tratamiento médico, otras puede evolucionar hacia un cáncer invasivo, requiriendo cirugía y seguimiento posterior. Por tanto, es importante realizar el diagnóstico lo antes posible, especialmente si se sospecha que la balanitis es una lesión premaligna.

Además, en muchos casos puede haber una infección de transmisión sexual asociada, siendo necesario tratar a la pareja del afectado. Las lesiones que aparecen en el glande y en el prepucio son muy parecidas en algunas ocasiones, por lo que la anamnesis (entrevista del médico al paciente para conocer sus síntomas e historial) y la exploración son muy importantes para realizar el diagnóstico correcto.

Si existen dudas, se realizan otras pruebas más invasivas como la biopsia cutánea, que permite confirmar el diagnóstico. El tratamiento depende de la causa que produzca la balanitis.

Actualizado: 27 de Febrero de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Miguel Vacas

Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Miguel Vacas

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Dr. Jesús Sanz, experto en espondilitis anquilosante

El reumatólogo Jesús Sanz nos habla de la espondilitis anquilosante, un problema que se origina en la columna.

Dr. Jesús Sanz

Dr. Jesús Sanz, reumatólogo del Hospital Puerta de Hierro, experto en espondilitis anquilosante
“En la práctica clínica somos capaces de tener en remisión a casi el 50% de los pacientes con espondilitis anquilosante; no están curados, pero están perfectamente controlados, y pueden desarrollar una actividad normal en su vida diaria”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

80%
de las personas que padecen EPOC no han sido diagnosticadas
'Fuente: 'Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI)''