PUBLICIDAD

Salud al día
Botulismo
El botulismo, una patología causada por una bacteria que se ingiere a través de alimentos contaminados, afecta al sistema nervioso y puede ser mortal, por lo que la prevención y un diagnóstico precoz son claves.
Escrito por David Saceda Corralo, Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología

Qué es el botulismo

Qué es el botulismo

El botulismo se contrae principalmente a través de la ingesta de esporas que contaminan alimentos en conserva que han sido mal envasados.

El botulismo es una enfermedad en la que nuestro organismo se altera por una toxina producida por una bacteria llamada Clostridium botulinum, un microorganismo que se encuentra en cualquier lugar del mundo, en forma de espora en la tierra, el suelo, el agua no tratada, etcétera.

La principal vía de contagio del botulismo es a través de la ingesta de esporas que contaminan alimentos en conserva que han sido mal envasados, por eso muchas veces se trata a esta enfermedad como si fuese una verdadera intoxicación alimentaria.

Cuando la espora encuentra las condiciones óptimas para reproducirse comienza a sintetizar la toxina botulínica, que podemos ingerir, y que pasa posteriormente a la sangre, por donde llega al sistema nervioso. Cuando alcanza las neuronas las inutiliza, afectando especialmente a las neuronas activadoras que se encargan de la contracción de los músculos, y dando lugar a flacidez progresiva y debilidad. Sucede lo mismo en el sistema nervioso vegetativo parasimpático, por lo que aparecen náuseas, vómitos, sequedad de boca, y otros síntomas que ayudan al diagnóstico precoz del botulismo.

Epidemiología del botuslimo

Se tiene conocimiento del botulismo desde la antigüedad, cuando se atribuía a una venganza de los dioses hacia una familia (ya que la intoxicación alimentaria ocurría en brotes en las familias). No fue hasta 1820 cuando se describió como una enfermedad concreta, gracias a Justinus Kerner. Más tarde se relacionó con un germen y se identificó la toxina. Durante el siglo XX se identificaron hasta una decena de subtipos de toxina y se desarrollaron antídotos eficaces.

El botulismo puede contraerse en cualquier lugar del mundo; sin embargo, su frecuencia varía mucho según el nivel de higiene de cada región. En los países menos desarrollados hay zonas donde los casos de botulismo se disparan hasta 15 por cada 100.000 habitantes al año, especialmente en regiones de Rusia, Europa del Este, Latinoamérica y la India. Las campañas de higienización de los alimentos son esenciales para evitarlo. En los países más desarrollados la mayoría de los casos se dan en recién nacidos y bebés.

Una persona que contraiga el botulismo está en peligro de muerte, aunque esta enfermedad tiene una mortalidad muy baja en los países con un buen sistema sanitario, en los que solo mueren los pacientes en los que se retrasa el diagnóstico. En los países en vías de desarrollo, se alcanza cifras muy altas de mortalidad, y casi la mitad de los afectados acaban falleciendo. La enfermedad es todavía más grave cuando se infectan los recién nacidos; en este caso la mortalidad es del 5% en los países desarrolladas, mientras que en los países más pobres puede suponer una muerte segura.

Actualizado: 29 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

David Saceda Corralo

Médico Interno Residente, especialista en Dermatología Medicoquirúrgica y Veneorología
David Saceda

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Juan Ramón Hidalgo

El presidente de la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria (SESAL), Juan Ramón Hidalgo Moya.

Juan Ramón Hidalgo

Experto en intoxicaciones alimentarias, Presidente de la Sociedad Española de Seguridad Alimentaria (SESAL)
“La mayoría de las toxiinfecciones alimentarias están asociadas a incidencias ocurridas en el hogar”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

40%
puede aumentar el riesgo de muerte una mala salud bucodental
'Fuente: 'Universidad de Ciencias Médicas de Teherán''