PUBLICIDAD

Salud al día
Campylobacter
La infección por Campylobacter es una de las principales causas de diarrea en el mundo, aunque también puede producir otras enfermedades. Para prevenirla hay que mantener unas prácticas básicas de higiene.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Prevención de la infección por Campylobacter

Para prevenir las infecciones por Campylobacter es fundamental extremar las prácticas básicas de higiene, tanto a nivel personal como a nivel alimentario al preparar las comidas, con el fin de evitar intoxicaciones alimentarias.

Algunas medidas preventivas a seguir serían las siguientes:

  • Lavarse las manos cuidadosamente varias veces al día, especialmente antes de la manipulación y preparación de alimentos, antes de las comidas o después de acudir al servicio. Un correcto lavado de las manos con jabón es una de las medidas de prevención mas eficaces en todos los grupos de edad.
  • Desinfectar los objetos que puedan estar contaminados por heces infectadas (esto incluye la desinfección de los retretes después de que hayan sido usados por personas infectadas por Campylobacter).
  • Controlar el manejo de las excrecciones de forma rigurosa. Los pañales de los niños infectados deben tirarse a la basura dentro de una bolsa sellada, y la zona donde se ha realizado el cambio de pañales debe ser limpiada adecuadamente con productos desinfectantes. Además, cuando un niño en edad escolar se encuentra infectado es importante promover una serie de medidas higiénico-sanitarias en la guardería, para evitar el contagio a otros niños. Estas medidas son extensibles para pacientes ancianos internados en residencias de la tercera edad.
  • Vigila las diferentes etapas de la cadena alimentaria (producción, elaboración y preparación de los alimentos).
  • Cocer o pasteurizar los alimentos contaminados, ya que el calor destruye las bacterias (acción bactericida).
  • Intentar manejar de la mejor forma posible las aguas residuales (en los países menos desarrollados), para evitar su uso para riego de campos de cultivo o para consumo.
  • No beber agua de ríos u otras zonas cercanas a zonas de pasto, pues hay más riesgo de que esté contaminada.
  • Evitar el consumo de leche cruda y productos elaborados con ella (es decir, beber únicamente leche pasteurizada o hervida previamente).

Actualizado: 19 de Enero de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Miguel Vacas

Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Miguel Vacas

PUBLICIDAD

Salud en cifras

87.000
personas con enfermedad de Chagas puede haber en España
'Fuente: 'Informe Una batalla por la salud de todos: El liderazgo de España en la lucha contra el Chagas, del Instituto de Salud Global (ISGlobal)''

PUBLICIDAD