PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La vacuna del VPH podría beneficiar también a mujeres adultas

Los especialistas aconsejan que las mujeres sexualmente activas, con independencia de su edad, se vacunen contra el virus del papiloma humano (VPH) para prevenir el desarrollo de lesiones premalignas o cáncer.
Doctor administrando la vacuna del VPH a una mujer adulta

La prevalencia de la infección por VPH es mayor en la etapa inmediata al inicio de las relaciones sexuales.

21 de Junio de 2013

Los especialistas recomiendan que todas las mujeres sexualmente activas, con independencia de su edad, se vacunen frente al virus del papiloma humano (VPH), porque todas ellas tienen posibilidades de contraer una infección por algún serotipo de este virus, y aunque en la mayoría de los casos estas infecciones desaparecen por sí solas, alrededor del 15% se deben a tipos de VPH que provocan lesiones precancerosas en el cuello del útero y, si no se detectan precozmente, pueden convertirse en cáncer.

Expertos reunidos en el II Foro de Prevención de Cáncer de Cérvix de Castilla y León, que se acaba de celebrar en Tordesillas, han insistido también en la conveniencia de la vacunación en todas las mujeres que ya han sufrido lesiones precancerosas porque, como explica el Dr. Carlos de Grado, ginecólogo de la Unidad de Patología Cervical del Complejo Hospitalario de Ávila, estas pacientes tienen un mayor riesgo de volver a infectarse.

Las mujeres con lesiones cervicales son mucho más propensas a desarrollar nuevas lesiones o un cáncer de cuello de útero, incluso mucho después de terminar el tratamiento

Las mujeres con lesiones cervicales son mucho más propensas que el resto a desarrollar nuevas lesiones o un cáncer de cuello de útero, incluso mucho después de terminar el tratamiento y, según afirman los especialistas, la vacuna contra el VPH antes, durante o después del tratamiento podría implicar un beneficio añadido a la terapia y reducir el riesgo de recidiva.

La prevalencia de la infección por VPH es mayor en la etapa inmediata al inicio de las relaciones sexuales –normalmente entre los 15 y los 25 años–, y después desciende significativamente y se estabiliza a partir de los 40 años. Sin embargo, se ha podido comprobar que con la edad la infección por VPH se vuelve más persistente porque la respuesta del sistema inmune es menor, y el mantenimiento de la infección es precisamente lo que favorece el desarrollo de lesiones premalignas que pueden provocar el cáncer.

Fuente:II Foro de Prevención de Cáncer de Cérvix de Castilla y León

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''