PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Un nuevo fármaco, eficaz contra el cáncer de páncreas

Un estudio internacional ha demostrado que añadir nab-paclitaxel al tratamiento de quimioterapia estándar del cáncer de páncreas, reduce un 30% la mortalidad y retrasa la progresión de la enfermedad.
Un nuevo fármaco, eficaz contra el cáncer de páncreas

23 de Octubre de 2013

Un estudio internacional en el que han colaborado 161 hospitales de todo el mundo –ocho de ellos españoles–, ha demostrado que incluir nab-paclitaxel (Abraxane®) en el tratamiento del cáncer de páncreas –combinando este fármaco con la gemcitabina, el único disponible hasta ahora–, reduce un 30% la mortalidad y retrasa la progresión de la enfermedad.

En la investigación, cuyos resultados se han publicado en The New England Journal of Medicine, participaron 861 pacientes con cáncer de páncreas avanzado, a los que se dividió en dos grupos. A los pacientes de uno de los grupos se les administró la quimioterapia estándar en estos casos, mientras que los otros, además de gemcitabina, recibieron también nab-paclitaxel por vía intravenosa.

Un año después del diagnóstico de cáncer de páncreas, el 35% de los pacientes tratados con ambos medicamentos seguía vivo, frente al 22% de los del grupo control

Con la nueva combinación de fármacos se consiguió reducir la mortalidad de los enfermos un 30% y se retrasó la progresión de la enfermedad que pasó de 6,7 meses a 8,5 meses. Un año después del diagnóstico, el 35% de los pacientes tratados con ambos medicamentos seguía vivo, frente al 22% de los del grupo control.

Aunque los pacientes tratados con nab-paclitaxel presentaron más efectos secundarios, como fatiga, neutropenia (niveles muy bajos de neutrófilos, un tipo de glóbulos blancos, en la sangre), neuropatías, etcétera, los especialistas han señalado que en general el tratamiento es bien tolerado, y que los resultados demuestran que la combinación de estos medicamentos es más eficaz que la gemcitabina sola.

El nab-paclitaxel ha sido recientemente aprobado por la FDA (Agencia Estadounidense del Medicamento), y se espera que en Europa se pueda comercializar antes de fin de año. Aunque en España también tendrá que ser autorizado por el Ministerio de Sanidad, los pacientes ya pueden acceder al fármaco a través de ensayos clínicos o mediante la vía de uso compasivo.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Tres
millones de personas en España padecen dolor neuropático
'Fuente: 'Sociedad Española de Neurología''