PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La OMS asocia el insecticida lindano y el DDT con cáncer

Una agencia de la OMS ha relacionado los insecticidas lindano y DDT con la aparición de cáncer, sobre todo linfoma no Hodgkin. Aunque su uso está prohibido o restringido todavía persisten en el medio ambiente.
La OMS asocia el insecticida lindano y el DDT con cáncer

El lindano se empleó de manera extensiva en la agricultura para el control de los insectos.

03 de Julio de 2015

El lindano, un insecticida cuyo uso está prohibido o restringido en la mayoría de los países desde 2009, pero que se empleó de manera extensiva en la agricultura para el control de los insectos, ha sido relacionado con la aparición de cáncer, en concreto con el linfoma no Hodgkin por la Organización Mundial de la Salud (OMS), después de que expertos de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), que depende de este organismo, revisaran estudios científicos para determinar la carcinogenicidad de esta sustancia.

Entre los agricultores, los más expuestos al lindano, se ha detectado un aumento del 60% en el riesgo de sufrir linfoma no Hodgkin

El grupo de científicos, que proceden de 13 países distintos, también ha concluido que el DDT (dicloro difenil tricloroetano) es una sustancia probablemente carcinogénica para los seres humanos, después de comprobar que sí causa cáncer en animales con los que se ha experimentado. Además, en estudios epidemiológicos se ha observado que existe una asociación entre la exposición a DDT y el linfoma no Hodgkin, el cáncer de testículo y el cáncer de hígado.

Aunque el lindano también se ha empleado para eliminar los piojos y como tratamiento de la sarna, los más expuestos han sido los agricultores, entre los que se ha detectado un aumento del 60% en el riesgo de sufrir linfoma no Hodgkin. El DDT, que también puede alterar el sistema inmune y las hormonas sexuales, se utilizó para controlar las enfermedades transmitidas por insectos durante la Segunda Guerra Mundial, en la lucha contra la malaria, y para combatir plagas agrícolas.

La mayor parte de los usos del DDT se prohibieron en 1970 –aunque está aprobado su empleo en vectores para controlar las enfermedades que transmiten–, pero todavía se encuentra presente en el medio ambiente y en los tejidos orgánicos de los animales y las personas porque la exposición a esta sustancia persiste, sobre todo a través de la dieta.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de los casos de psoriasis se manifiestan antes de los 20 años de edad
'Fuente: 'Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV)''