PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Un fármaco evita náuseas inducidas por quimioterapia

Un fármaco para evitar las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia para tratar el cáncer, demuestra su eficacia en dosis única inyectable en combinación con otros antieméticos en un nuevo estudio fase III.
Paciente de cáncer en tratamiento con quimioterapia

Las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia son efectos secundarios indeseados que se deben a que este tratamiento daña las células del estómago.

21 de Julio de 2015

El tratamiento con IVEMEND® administrado por vía intravenosa en una única dosis, junto a otros fármacos antieméticos, ha demostrado ser más eficaz como prevención de las náuseas y los vómitos que se producen a consecuencia de la quimioterapia, que el uso de los mismos antieméticos con un placebo, en un ensayo clínico en fase III.

La pauta de dosis única con IVEMEND inyectable logró un mejor control de las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia, tanto en fase aguda como tardía

Las náuseas y vómitos inducidos por la quimioterapia (NVIQ) son efectos secundarios indeseados que se deben a que este tratamiento provoca un daño a las células del estómago, de forma que el paciente puede sufrir NVIQ agudos –en las 24 horas siguientes a la terapia– o tardíos –entre 2 y 5 días después–, que afectan significativamente a su calidad de vida.

En el estudio, cuyos resultados se han presentado en el congreso anual sobre los Cuidados de apoyo en cáncer de la Multinational Association of Suportive Care in Cancer/International Society of Oral Oncology, participaron más de 1.000 pacientes adultos con cáncer que estaban siendo tratados con quimioterapia moderadamente emetógena (que induce vómitos), y el criterio principal para valorar la efectividad del medicamento fue la respuesta completa (RC) definida como ausencia de vómitos sin necesitad de administrar medicación de rescate para náuseas y vómitos en la fase tardía (25 a 120 horas tras la quimioterapia).

También se evaluaron la RC en la fase aguda (0 a 24 horas) tras la quimioterapia, y en el conjunto de ambas fases. En todos los casos, la pauta de dosis única con IVEMEND inyectable logró un mejor control de los NVIQ. En el caso de fase tardía la RC fue mayor en el 78,9% de los pacientes tratados con el fármaco en comparación con el 68,5% del grupo control; mientras que en la fase aguda el 93,2% de los pacientes del grupo de IVEMEND tuvo mejor RC, frente al 91% de los del grupo control.

Fuente: MSD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD