PUBLICIDAD

Salud al día
Carbunco o ántrax
El carbunco o ántrax es una enfermedad causada por una bacteria que suele afectar a los animales y, en el caso de las personas, a la piel. Si infecta los pulmones o el aparato digestivo es muy grave y puede ser mortal.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Síntomas del carbunco o ántrax

El carbunco o ántrax, la enfermedad producida por el B. anthracis, puede afectar a la piel (forma cutánea), a los pulmones (forma pulmonar), y al aparato digestivo (forma gastrointestinal). El tiempo que transcurre entre la exposición al microorganismo y la aparición de los primeros síntomas (período de incubación) es variable, y oscila entre uno y 56 días.

La forma cutánea del ántrax es la más frecuente (95% de los casos), la respiratoria representa el 5%, y la gastrointestinal es excepcional. Estas dos últimas formas son muy graves y tienen una mortalidad elevada. Veamos los síntomas característicos de cada una de estas formas de carbunco con más detalle:

Síntomas de la infección cutánea por carbunco o ántrax

Ocurre cuando las esporas del Bacillus entran en contacto con un corte o un rasguño de la piel. Unos tres o cuatro días después de que se produzca la exposición cutánea aparece sobre la piel la denominada pústula maligna o ántrax, que es una lesión de aspecto similar a la picadura de un mosquito, y que causa mucho picor. Después, ésta se transforma en una úlcera no dolorosa rodeada de pequeñas vesículas, las cuales pueden llegar a sangrar. Finalmente, las células de la piel mueren y la úlcera evoluciona a una escara necrótica central con mucho edema e inflamación a su alrededor.

No es raro que se vean afectados los ganglios linfáticos cercanos a la zona de la lesión. Pocas veces se produce afectación sistémica, y la mortalidad es excepcional. La lesión cura en una o dos semanas, pero el edema puede persistir bastante más tiempo.

Síntomas de la infección pulmonar por carbunco o ántrax

Sucede cuando las esporas son inhaladas y llegan a los pulmones a través de la vía respiratoria, donde germinarán posteriormente. En algunos casos, la esporas pueden permanecer hasta 60 días en los ganglios linfáticos del tórax hasta que se produce su germinación. Lo más común es que los síntomas de la infección pulmonar por carbunco aparezcan a los tres-catorce días de haberse producido la exposición al microorganismo. Las manifestaciones más frecuentes son fiebre, dolor de cabeza, tos y dolores musculares generalizados (es decir, síntomas similares a los de una gripe).

Pocos días después, bruscamente, el estado general se deteriora y aparece dificultad para respirar, dolor torácico, y expectoración de sangre por la boca procedente del aparato respiratorio (lo que se conoce en términos médicos como hemoptisis). Esto se debe a que las esporas del B. anthracis que se inhalan son transportadas hacia el mediastino –situado entre las dos pleuras, en el centro del tórax–, donde germinan y producen necrosis e importantes hemorragias a ese nivel. Rápidamente progresa produciendo sepsis, a veces acompañada de meningitis, por lo que los enfermos acaban falleciendo en pocos días. Aunque esta forma de presentación no es muy frecuente, es altamente mortal, ya que acaba con la vida del 75-100% de los enfermos.

Síntomas de la infección gastrointestinal por carbunco o ántrax

Este tipo de infección por ántrax está relacionada con el consumo de carne contaminada poco cocinada. Sus síntomas son náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea, fiebre e incluso hemorragia digestiva (expulsión de sangre roja por la boca o expulsión de heces de color negro). Aunque es muy rara y difícil de identificar, esta forma de presentación es también altamente mortal.

Actualizado: 12 de Octubre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Miguel Vacas

Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Miguel Vacas

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD